miércoles, 11 de noviembre de 2015

Construir el futuro



Gonzalo Gayo
¿Se puede predecir el futuro?. Los expertos en economía reunidos en el certamen de FOCUS en Valencia afirman que sí.
Jesús Navarro, experto en estudio de tendencias y uno de los últimos fichajes de la Cámara de Comercio afirma que es imprescindible adelantarnos al futuro ya que será el que marque las nuevas oportunidades y nos permitirá ser diferentes con ventajas competitivas sostenibles.
El estudio del entorno del futuro se ha puesto de moda y no es ciencia ficción. Las grandes empresas poseen departamentos interdisciplinares encargados de mantener el rumbo del éxito hacia el futuro. Ello requiere de profundos estudios no solo de nuestro sector, sino también de otros que ya están adelantando ese comportamiento del cliente.
Navarro señala que el común denominador de todos los sectores y el punto de partida de toda investigación es el consumidor. Hay que observar su comportamiento y la satisfacción de los clientes por el trato diferenciado que reciben de determinadas empresas y que pueden servir de pauta para adentrarnos en las claves de futuro y su entorno.
De hecho hay Observatorio de Futuro que miden miles de variables para generar modelos en el cambio permanente al que estamos sometidos. La prueba del algodón son aquellas empresas líderes mundiales que no supieron adaptarse a los nuevos tiempos como por ejemplo Kodak, Saab,… y así hasta 66 grandes empresas mundiales desaparecidas en combate por su falta de adaptación en la última década.
Hay que tener una visión periférica de nuestro entorno para reinventarnos constantemente y la clave de este proceso está en la información. Navarro sostiene que el mundo está cambiando constantemente, y de forma impredecible en muchos casos, marcando tendencias pero sobre todo abriendo nuevos escenarios en los que interpretar nuevas oportunidades y amenazas sobre las que actuar.
Para los expertos hay ‘macro entorno’ que define los factores que están influyendo trasversalmente en todos los sectores como por ejemplo: El 81% de la población mundial vivirá en ciudades. El crecimiento de países emergentes y otros que aspiran a serlo. La multilocalización de la producción en un mundo globalizado. La responsabilidad social de las empresas y las corrientes neo ecologistas que señalan los consumidores. La individualización y personalización del producto y su relación con la pirámide de Maslow. Los avances tecnológicos y la necesidad de comunicar a una población que navega 4 horas al día por internet y que el 65% dispone de Smartphone.
Navarro va más allá y sitúa el presente como un cambio de época “no estamos en una época  de cambios, sino en un cambio de época” por lo que es necesario dedicar esfuerzos y tiempo en el gran reto de “construir futuro. Hay que tratar de aprovechar lo que pueda suceder”.
Existe metodología y a ello se dedican cada vez más profesionales de campos interdisciplinares en observatorios que las empresas implementan para un cambio continuo en su modelo y en productos que les permita anticipar la respuesta a los clientes. Con los ojos bien abiertos, procesando toda la información, desde la macroeconomía a los comportamientos del individuo que nos permita así dar respuestas a nuevos productos a nuevos mercados desde nuevos modelos de trabajo.
Esta vigilancia constante sobre el futuro tiene en grandes empresas departamentos ampliamente dotados de medios ya que consideran que tan importante es la inversión que se destina a producir en el presente como en el futuro y cita como ejemplos a Shell, IBM,…   Concluye Navarro que en este cambio de época hay que ver más allá de las fronteras de las empresas, saber interpretar las macro tendencias y repensar contantemente el modelo de negocio para construir ese futuro de prosperidad y éxito.
Esa capacidad de conquistar el futuro tiene nombre y apellidos en la Comunidad Valenciana y que se presentó esta semana en el palau de la Generalitat. La constitución del Consell Valencià de la Innovació tratará de ser un instrumento al servicio de las empresas valencianas para conquistar el futuro desde la innovación y del trabajo conjunto de todos los agentes implicados en este ámbito. El presidente Puig ha descrito este ente como un "espacio de consenso" donde están representados empresarios, sindicatos, universidades, CSIC, institutos tecnológicos deberán ser capaces de buscar todas las sinergias para que la innovación llegue hasta el final de nuestras factorías, empresas, espacios de gestión públicos y privados, y muy especialmente en los sectores productivos.
Al frente del proyecto está Andrés García Reche como Vicepresidente Ejecutivo de este Consell Valencià de la Innovació que ha precisado que en lo primero que se va a trabajar es en someter a todo el sistema valenciano de la innovación a un minucioso análisis y definir las líneas, programas y proyectos que la agencia asumirá como propios y trasladará en forma de programas a partir de abril de 2016 una vez creada la ley. Sin duda una excelente iniciativa si queremos construir un futuro mejor para todos.