martes, 6 de octubre de 2015

Feliz Nou d'Octubre para todos



 
Gonzalo Gayo
Esta semana celebramos el 9 de Octubre, el día todos los valencianos y el de los enamorados. Las celebraciones recorrerán una semana repleta de actos populares, de declaraciones reivindicativas y la reconquista de los ciudadanos de espacios públicos e instituciones.
El pistoletazo de salida de los actos conmemorativos recayó en la entrega de los premios Rey Jaume I presidido por el Rey Felipe VI, el pasado viernes en la Lonja, siendo uno de los actos emblemáticos donde se distingue el esfuerzo y la contribución de la ciencia, la investigación para el desarrollo y bienestar de los ciudadanos.
En la agenda de este 9 de Octubre se compaginará los actos lúdicos  conmemorativos con la reivindicación de una financiación justa que permita a los valencianos atender en igualdad de condiciones su sanidad, la educación de sus jóvenes y las políticas de igualdad hacia los más necesitados. Señalaba el presidente de la Generalitat que con el actual presupuesto no se alcanza a cubrir el 80% de las necesidades básicas que demandan los ciudadanos. Y peor aún, llevamos así más de 15 años teniendo que recurrir a un endeudamiento que supera los 40.000 millones de euros lo que supone  casi 9.000 millones de deuda per cápita.
La resolución del problema de financiación y de la deuda histórica contraída no solo condiciona el presente sino que también hipoteca el futuro de los valencianos para las próximas generaciones por lo que debe resolverse con carácter de urgencia mediante la adecuación de los recursos necesarios y la quita de parte de la deuda soportada.
En cada 9 de Octubre hecho a faltar el merecido reconocimiento a nuestros agricultores de cuyo esfuerzo durante siglos se asienta la sociedad valenciana. Una fecha tan señalada invita al agradecimiento y reconocimiento de la sociedad hacia los hombres y mujeres del campo por la excelencia de su trabajo pese al silencio de tanto esfuerzo y sacrificio. Se lo merecen con creces y a buen seguro que ese reconocimiento dará impulso a nuevos retos de futuro en un mundo globalizado que demanda productos con la calidad y la sabiduría de nuestra gente.
Este 9 de Octubre debe ser también el recordatorio de los más de 22.000 jóvenes valencianos que dejaron su tierra para partir allá donde se reconocía sus capacidades y esfuerzo con un empleo. O también las más de 80.000 familias desahuciadas por no poder pagar sus hipotecas en los últimos siete años de crisis. O la dramática situación de supervivencia de un casi 60% de desempleados valencianos sin prestaciones, ni renta alguna, mientras seguimos liderando el desempleo en Europa con más del 20% de población desocupada.
Este 9 de Octubre debemos recordar que la Comunitat Valenciana sufre, desde hace tiempo, un índice de pobreza alrededor del 30% y que estamos en el furgón de cola de la Unión Europea, según certifica este mismo año el Instituto Federal Alemán para los Asuntos Urbanos, con sede en Bonn.
Más de 270.000 valencianos se han incorporado al umbral de la pobreza en los últimos años y sitúa a la Comunitat Valenciana por encima de la media nacional. Así lo ratifica otro estudio realizado por la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social en el que se alerta sobre la delicada situación de muchas familias valencianas, exactamente el 31,7% de la población de la Comunitat Valenciana, más de 1,6 millones de personas, ya que se encuentra en riesgo de pobreza o exclusión, lo que supone un crecimiento del 5,2 por ciento desde el inicio de la crisis en 2009 hasta nuestros días.
Solo hay un camino para salir de este círculo vicioso en el que está atrapado uno de cada tres valencianos y es dedicar todos los esfuerzos en reclamar una financiación justa y la creación de empleo. Para ello es necesario un gran pacto social que establezca como prioridad la creación de empleo y que a ello se destinen los recursos y esfuerzos de la sociedad valenciana, de Europa y del Gobierno de España dada la situación de emergencia social.
Hay hitos en la historia de los valencianos que demuestran la fortaleza y la solidaridad de un pueblo para salir fortalecidos de las adversidades. Esta es una de esas ocasiones que la historia pone a prueba la fortaleza de un pueblo para arrimar el hombro y si lo logramos ganaremos todos.
Este nueve de Octubre es la fiesta y la conmemoración de un pueblo enamorado de su tierra, de sus gentes y es hora de demostrar su fortaleza y solidaridad siendo consciente de la desolación y las injusticias que sufren miles de valencianos por una crisis que nos vino impuesta y que solo podremos salir de ella con el esfuerzo de todos. Feliz 9 de octubre a tod@s, muy especialmente a nuestros agricultores por su ejemplaridad y esfuerzo. Y sobre todo a los miles de valencianos que lo están pasando mal porque su felicidad será la felicidad de todo un pueblo justo, libre y solidario.