viernes, 20 de abril de 2012

JUSTICIA Y RECONOCIMIENTO A LA MUJER RURAL

El 8 de marzo celebramos el Día Internacional de la Mujer trabajadora. Una fecha con gran significado para las mujeres en todo el mundo y también para los 8 millones de mujeres rurales que viven en los pueblos de España. Las organizaciones de mujeres rurales en nuestro país lamentan que sus históricas reivindicaciones siguen sin atenderse. Es el caso de la titularidad compartida de las propiedades agrarias siendo aun un espejismo a que hace un año se aprobó una ley que es papel mojado. Tampoco se ha avanzado en una igualdad cuando en la España del siglo XXI más del 20% de las mujeres viven bajo el umbral de la pobreza y que afecta especialmente al colectivo de viudas y personas mayores en el mundo rural.
Es posible que esta realidad no se vea desde los cómodos despachos de las administraciones, sea en Madrid, Bruselas o Valencia, pero sin duda son responsables directos de las injusticias y del sufrimiento en silencio de millones de mujeres del mundo rural que cada 8 de marzo alzan su voz para quien quiera escuchar.

Ejemplaridad


Hoy más que nunca la ejemplaridad de los gestores públicos es de obligado cumplimiento, tras la reforma de la constitución, y urgente la aplicación de un plan de eficiencia y racionalidad de la gestión con la reducción de asesores y organismos innecesarios, así como una adecuación de sueldos y regulación de los mismos.
La supresión de las diputaciones y organismos burocráticos así como los privilegios autoconcecidos por la clase política en sus pensiones, jubilaciones, vacaciones, dietas deben ser abordadas con urgencia. La privatización de televisiones autonómicas, reducción de asesores, y todo aquello que suponga un gasto innecesario debe ser abordada desde las más altas instancias del Estado y sus representantes parlamentarios hasta el último del municipio de España.

Los tres pilares

Sobre tres pilares se asentaran las economías de futuro. La suficiencia energética, el control de gasto, tanto ganas tantas gastas, y un único mercado laboral que acabe con las dualidades contractuales y que fomente el carácter emprendedor, especialmente de la generación mejor preparada de nuestra historia.
La dependencia energética ha sido uno de las variables que han actuado con mayor virulencia en esta y anteriores crisis provocando la destrucción de millones de empleos, el cierre de empresa y el origen de las guerras mas cruentas en las últimas décadas.
Las energías renovables están en disposición de aportar el 70% de nuestra energía necesaria siendo España uno de los países privilegiados para su obtención tanto en la solar, eólica, eléctrica y biomasa. El desarrollo tecnológico nos permite hoy anunciar que también el transporte por carretera y ferrocarril será eléctrico gracias al hidrogeno. El objetivo final es logran la autosuficiencia energética que permita la mejora en la competitividad de empresas con precios de la energía competitivos y sostenibles. El actual sistema de precios de la energía depende del exterior y constituye una continua amenaza para el empleo y la economía en un país como España con más del 80% de su energía importada.