lunes, 24 de octubre de 2011

UNA CHAMPION LEAGUE PARA EL EURO

El Consejo Europeo celebrado este fin de semana ha dado más de si de lo que muchos creen. De hecho, se esta incubando una profunda reforma del Tratado que deberá ser vista para sentencia a finales de este mismo año y que puede cambiar el mapa del euro, tal y como lo conocemos en la actualidad. Los mandatarios europeos comienzan a darse cuenta también que no todo es euro y Grecia para salir de la crisis por lo que apuestan por reactivar la economía para salir de la crisis.


La cumbre del euro prevista para diciembre podría desembocar en dos ligas europeas del Euro, una para los campeones que cumplan los criterios de sostenibilidad de las cuentas publicas, una especia de champion league, y otra de segunda categoría con aspirantes y exiliados de la moneda europea. Una vez se determine que Estados miembros contribuyen a mejorar la gobernanza económica se abordarán las necesarias reformas estructurales y el Pacto Euro plus poniendo en marcha el mecanismo de coordinación de políticas económicas entre los miembros. España estaría en la champion league, tras el reconocimiento expresado por Sarkozy. Otro caso seria Italia, Grecia, Portugal e Irlanda.
La cumbre del euro que se celebrará en diciembre y asentará las bases de la nueva disciplina de la moneda única, los mecanismos de gobernanza y las medidas para impulsar la economía europea en 2012. O lo que es lo mismo, tendremos agencia europea de calificación, eurobonos y reserva federal del Euro, esperemos.
Además, de esta cumbre lideres europeos se toma conciencia de que para salir de esta crisis hay que adoptar medidas destinadas a asegurar el crecimiento y la creación de empleo. En la declaración realizada por distintos mandatarios se subraya la urgente necesidad de una perspectiva de crecimiento económico sostenido puede traer de vuelta la confianza, crear empleos y ayudar a absorber las deudas. Es por ello que el Consejo Europeo se centró primero en la forma de impulsar una agenda de crecimiento común y esperemos que en ella entre también una PAC que hasta el momento se antoja fracasada.
Una de las medidas anunciadas es mejorar el acceso a la financiación para pequeñas empresas y para lograrlo se creará un pasaporte europeo para el capital de riesgo que permita a las pequeñas empresas recaudar los fondos que necesitan para invertir con facilidad en toda la UE.
Otras medidas apunta a facilitar al máximo la oferta de servicios en la UE lo que sin duda beneficiará a los profesionales españoles dada las altas tasas de paro. También se impulsará un mercado único digital, diseñado para liberar todo el potencial de la tecnología digital y las posibilidades de abrir nuevos modelos de negocio y la reducción de la carga administrativa para las pequeñas empresas, entre otras iniciativas.
Mejorar la apertura de los mercados exteriores es otro de los objetivos de la Unión Europea para lo cual se toma una serie de medidas que puede contribuir a impulsar su potencial de crecimiento y en particular con los socios estratégicos. De hecho, los procesos de democratización en los países del Magreb deben promover relaciones económicas más estrechas así como desarrollar una política de inversión global que beneficie a todos los estados miembros de la UE.
También, como en todas las cumbre hubo sus miseria, como la cada vez más patente y preocupante falta de solidaridad con los más necesitados. El bloqueo que seis Estados miembros (Alemania, Suecia, Reino Unido, Países Bajos, Dinamarca y República Checa) mantienen sobre el programa europeo para alimentar a la población más desfavorecida habla por si mismo de las miserias de algunos. Si este año Bruselas destinó 480 millones de euros a comprar alimentos para 18 millones de desfavorecidos en la UE, en 2012 apenas destinará 113 millones por la oposición de estos estados miembro. A la señora Merkel y otros no le duele prenda destinar 100.000 millones de euros a bancos mal gestionados y racanea unas cuantas migajas para dar de comer a quien lo necesita. España recibió en 2011 74 millones de euros para este programa y 8.000 organizaciones benéficas distribuyeron los alimentos adquiridos. De mantenerse el bloqueo, los fondos disponibles para asistir a los más desfavorecidos en España se reducirán a 18 millones en 2012.
Tras esta cumbre europea, la semana próxima se celebrará la del G20 en Cannes los días 3-4 de noviembre y que deberá asentar las bases para la reactivación de la economía y asegurar un crecimiento fuerte, sostenible y equilibrado. Los europeos propondremos en esta cumbre una reforma del sistema monetario internacional, en particular mediante el refuerzo de la vigilancia y las herramientas de gestión de crisis y mejorar la coordinación de políticas económicas y monetarias. Otras cuestiones a tratar en la agenda del G-20 será el fortalecimiento de la regulación y supervisión del sector financiero, la lucha contra la excesiva volatilidad de los precios de los productos, promoción de la recuperación global y el crecimiento mediante el apoyo a una activa agenda de negociación de la OMC y la lucha contra el cambio climático. Pero eso será otro cantar.