lunes, 14 de marzo de 2011

NECESITAMOS

Gonzalo Gayo
Necesitamos emprendedores y mentes dispuestas a asumir el reto de generar riqueza y empleo. Necesitamos empresarios que dejen de utilizar la crisis para saldar cuentas con despidos salvajes. Necesitamos trabajadores dispuestos a luchar por la mejora en los costes de sus empresas que las hagan más competitivas a base de mayor productividad. Necesitamos abrir mercados en cada rincón y en cada palmo de una economía globalizada, allá donde aun no se conoce la excelencia de los productos made in Spain.
Necesitamos toneladas de confianza en nosotros mismos, como país capaz de las mayores hazañas para superar un tiempo difícil que nos pone a prueba en nuestras capacidades como pueblo y como nación para superar adversidades y asumir los retos de un nuevo tiempo.
Necesitamos políticos y administraciones que atiendan a sus ciudadanos, que escuchen y sepan entender el noble oficio de la política como un servicio hacia la sociedad y no del que servirse en sus intereses. Necesitamos gobernantes que abran caminos para generar empleo y riqueza y una oposición que genere confianza desde la lealtad a los ciudadanos y con alternativas reales de progreso.
Necesitamos de empresas responsables que sean conscientes de su papel social y de sindicatos solidarios con quienes perdieron su empleo. Necesitamos de bancos y cajas de ahorro que apoyen a las empresas y a las familias como instrumentos necesarios para el progreso de la sociedad.
Necesitamos que quien produce obtenga una renta acorde a su esfuerzo y que quien especula deje de llenarse los bolsillos a costa del trabajo ajeno. Necesitamos de una economía verde que haga justicia a los agricultores y premie su esfuerzo por una alimentación saludable que contribuye a la mejora del medioambiente y debe obtener precios justos y pensiones dignas para las mujeres y los hombres del campo.
Necesitamos consumir productos de nuestra tierra, de nuestras fábricas y servicios en una economía que precisa del esfuerzo de todos para generar empleo y salir de la actual crisis y ocupar el lugar que nos corresponde en el mundo.
Necesitamos un plan energético sobre la mesa que garantice un 70% de la producción propia de energía en las próximas décadas con una mayor apuesta de las energías renovables y que defina el papel de la energía nuclear. No es posible pensar en empleo y pensiones de futuro sin resolver la excesiva dependencia y exposición de la economía española al caprichoso precio de los carburantes y derivados del petróleo.
Necesitamos agua para todos desde la solidaridad de los territorios, que garantice el suministro y potencial económico de los ciudadanos, desde trasvases sostenibles hasta las necesarias desaladoras en el litoral pasando por el ahorro de un recurso escaso y necesario para la vida y el progreso.
Necesitamos a la generación de jóvenes mejor preparada de la historia para liderar el cambio de un modelo económico en el siglo XXI siendo necesario un plan de choque que de facilidades a los emprendedores así como incentivos para despertar vocaciones que generen empleo y riqueza.
Necesitamos de la experiencia de nuestros mayores, de una alianza de generaciones capaz de trabajar codo con codo para conquistar el presente y el futuro como un modelo de probado éxito en sectores como la sanidad publica y que debe extenderse hacia el ámbito de lo privado para transmitir la excelencia y experiencia del trabajo bien hecho.
Necesitamos preservar y fortalecer un estado del bienestar solidario con quien más lo necesita y justo con el esfuerzo dedicado durante toda la vida laboral aprovechando mejor las capacidades del sistema productivo infrautilizadas en la actualidad en más de un 45% y que sin duda constituye el mayor potencial para el crecimiento en el empleo y generación de riqueza.
Necesitamos del liderazgo de la mujer en el siglo XXI para que sus capacidades impulsen el cambio de un modelo económico en la toma de decisiones en los consejos de administraciones de las empresas, en las cooperativas, en la vida pública y en el mundo rural. Necesitamos conciliar una vida laboral y familiar con la participación de tod@s que permita una mayor tasa de natalidad que garantice las pensiones de futuro y el desarrollo equilibrado de generaciones futuras.
Necesitamos austeridad en lo publico, suprimir privilegios de quienes representan a los ciudadanos y viven de sus impuestos, de transparencia y eficacia en cada euro que sale del bolsillo de los ciudadanos.
Necesitamos infraestructuras que hagan más competitivas a nuestras empresas y que permitan colocar nuestros productos en cualquier lugar o mercado del mundo sabiendo potenciar los centros logísticos e infraestructuras intermodales.
Necesitamos dejar atrás una crisis que dura demasiado y que ha generado en España una profunda herida que amenaza con la exclusión social de miles de ciudadanos y que sin duda lograremos superar con el esfuerzo, la solidaridad y lealtad de todos. El reto merece la pena y sin duda que lo lograremos.