domingo, 25 de septiembre de 2011

PROPUESTAS PARA UN NUEVO TIEMPO

Gonzalo Gayo
Llevamos casi tres años diagnosticando al enfermo. Algunos países han sido enviados a la UCI con la amenaza latente de contagio a otros pacientes de la zona euro. El diagnóstico de la doctora Merkel y su ayudante Sarkozy es la urgente intervención quirúrgica para erradicar las grasas acumuladas durante años de dispendios y que han disparado el colesterol de un déficit que amenazan a órganos vitales para el estado del bienestar. Tras las intervenciones realizadas en Grecia, los resultados distan del objetivo deseado por lo que el paciente griego precisa de continuas transfusiones de sus socios y amigos a cuenta de incrementar sus futuras obligaciones de pago de la nueva deuda contraída y sus onerosos intereses.
Los colegas de la doctora Merkel comienzan a tener serias dudas de que el tratamiento de choque sea la solución definitiva que salve al euro de la pandemia griega ya que se han dilapidado demasiados recursos públicos. Muchos piensan que los esfuerzos deben destinarse incentivar el crecimiento económico. Así lo ha entendido Obama que apuesta por reducir gastos en los frentes bélicos de lo ultimos años para poder inyectar liquidez a los emprendedores y consumidores norteamericanos mientras enarbola el patriotismo de las grandes fortunas en EEUU y su necesaria contribución para salir de este agujero.
Ajenos al rápido enriquecimiento especulativo de los últimos 15 años, China mira desde la distancia el relevo anunciado como primera potencia mundial en los próximos 10 años. China lidera el crecimiento como potencial mundial y la liquidez necesaria que necesitan las potencias occidentales para poder financiar sus déficits y deudas. China ha de ser necesariamente un actor principal con el que coordinar e impulsar una salida a esta crisis financiera para poder iniciar una nueva era de progreso en el mundo.
Es pues que el tratamiento para salir de este círculo vicioso requiere de acciones a promover a todos los niveles.
Vayamos pues a las propuestas. China, UE, EEUU, Japón e India y Brasil deben impulsar una gobernanza global en lo financiero y económico que de estabilidad , un cambio real de las monedas, que utilicen las mismas reglas de juego en los mercados, control de los recursos y apoyo a los países que han quedado descolgados en el tercer mundo. Ahí es nada.
En Europa se impone la creación de una reserva federal europea con la emisión de deuda conjunta con el eurobono y retomar la implantación de la Constitución europea que articule la gobernanza económica y social de una Europa que se encuentra en la disyuntiva de ser o no ser del euro frente a las grandes potencial del mundo.
En España necesitamos que se concreten hasta las comas para salir fortalecidos de esta crisis. Propuestas concretas para surjan emprendedores hasta debajo de las piedras, con exenciones en cargas sociales y fiscales durante la puesta en marcha, apoyo en la formación y gestión para jóvenes y parados de larga duración. Es necesario erradicar la dualidad de un mercado laboral con la implantación de único contrato indefinido que cuente con el apoyo de recursos públicos en tiempos de crisis desde el copago por el INEM o en caso de rescisión pueda ser cofinanciada por el Fogasa a cambio de preservar el máximo empleo. Esta formula ha dado excelentes resultados en Alemania donde la concertación de organismos públicos y el sacrificio de trabajadores ha permitido salivar miles de empleos ha diferencia del despido salvaje practicado en España. La reforma integral del INEM y sus 17 versiones autónomicas debe reconvertirse en un organismo generador de empleo y formación, que facilite ayudas, asesoramiento y formación delegando el pago de prestaciones a la Agencia Tributaria.
España necesita también una autentica cura de adelgazamiento de las cuentas publicas, con la eliminación del gasto superfluo, de organismos burocráticos y de la necesaria transparencia y austeridad en cargos públicos. La supresión de Diputaciones, reducción de asesores, regulación de salarios de cargos, eliminación de privilegios respecto a los ciudadanos, son ingredientes necesarios y que esta costando sudor y lágrimas para ser incluido en las propuestas electorales de los principales partidos de cara a las próximas elecciones.
Se trata de medidas necesarias en la austeridad y eficiencia del gasto publico que permita liberar recursos para apoyar a nuevos emprendedores, para reforzar la educación y la sanidad, para invertir en infraestructuras que hagan mas competitivas nuestras empresa y apoyar a los sectores estratégicos en los que España comienza a liderar en las energías renovables, en la agricultura ecológica, en la sociedad del conocimiento y la información o en la biotecnología Estamos ante nuevo tiempo y una nueva era que obliga a no gastar mas de lo que tienes, a sustituir la energía del carbono por las renovadles y apostar por nuevos sectores de futuro.
Las cocinas de los partidos políticos están que echan humo elaborando el menú de propuestas electorales para ganar el preciado sillón de la Moncloa desde donde regir los destinos de este país tras el 20N. Los tiempos que corren obligan a un acertado diagnóstico y a propuestas concretas para salir de esta crisis fortalecidos, y dando respuesta a al millón y medio de nuevos desempleados. Ese será el gran reto de los candidatos.

lunes, 12 de septiembre de 2011

Los tres pilares

Sobre tres pilares se asentaran las economías de futuro. La suficiencia energética, el control de gasto, tanto ganas tantas gastas, y un único mercado laboral que acabe con las dualidades contractuales y que fomente el carácter emprendedor, especialmente de la generación mejor preparada de nuestra historia.
La dependencia energética ha sido uno de las variables que han actuado con mayor virulencia en esta y anteriores crisis provocando la destrucción de millones de empleos, el cierre de empresa y el origen de las guerras mas cruentas en las últimas décadas.
Las energías renovables están en disposición de aportar el 70% de nuestra energía necesaria siendo España uno de los países privilegiados para su obtención tanto en la solar, eólica, eléctrica y biomasa. El desarrollo tecnológico nos permite hoy anunciar que también el transporte por carretera y ferrocarril será eléctrico gracias al hidrogeno. El objetivo final es logran la autosuficiencia energética que permita la mejora en la competitividad de empresas con precios de la energía competitivos y sostenibles. El actual sistema de precios de la energía depende del exterior y constituye una continua amenaza para el empleo y la economía en un país como España con más del 80% de su energía importada.
El camino a seguir nos deparara una economía más verde, respetuosa con el medio ambiente y sostenible en el uso de materiales cuya obligación será el reciclaje de los mismos. Según estudios, solo la economía verde puede generar más de 1,2 millones de empleos en los próximos años en España. De hecho, la tecnología desarrollada en nuestro país es pionera a nivel mundial y nuestras empresas figuran entre las más importantes del mundo. Otro ejemplo lo encontramos en la agricultura ecológica con un potencial de desarrollo exponencial. De hecho somos líderes en Europa y exportamos un 70% de lo que producimos. Las necesidades alimenticias y calidad de los productos van a marcar una nueva era en la agricultura por lo que se precisa de apoyo a este sector estratégico.
También el sector turístico se beneficaza de esta enorme riqueza gastronómica en el país con la mayor riqueza cultural y alimentaria de Europa siendo el turismo verde no de los nuevos yacimientos de empleo en los próximos años.
El uso de la energía eléctrica en el transporte debe vencer la resistencia de las grandes marcas de vehículos ya que es un camino sin retorno y que marcara una nueva era. El transporte eléctrico con el desarrollo de una nueva generación de vehículos con hidrogeno culminara antes de que acabe esta década siendo necesaria la transformación de redes de abastecimiento y recambio de baterías en estaciones de servicio, poblaciones y hogares. Los coches no solo serán autosucientes energéticamente, sino que también podrán aportar a la red la energía generada sobrante.
Otro de los pilares será la eficiencia en el gasto público. Ello se lograra no solo con el equilibrio de las cuentas, sino también con la eficacia y eficiencia en el mismo. El estado de las autonomías ha propiciado el mayor desarrollo de España en su historia. Basta con echar una mirada 30 años atrás para darnos cuenta de la profunda transformación de nuestros territorios, de las modernas dotaciones e infraestructuras y equipamientos. Sin embargo, en este tiempo hemos incurrido también en excesos, gastando mas de lo que teníamos y engordando los aparatos administrativos que pretenden ahora pagar justos por pecadores tras los anuncios de recortes de plantillas en el sistema educativo de algunas comunidades.
España esta en disposición de dar un nuevo salto de progreso si adecuamos el aparato administrativo con una profunda cura de adelgazamiento en lo burocrático y fortaleciendo los servicios en el empleo activo, la formación, educación y sanidad. Del mismo modo es necesario adecuar el sistema de financiación a la realidad y por tanto las corporaciones locales deben tener un mayor peso en sus ingresos, en la misma proporción a los servicios que demandan los ciudadanos. La proximidad de la administración al ciudadano debe determinar el nuevo modelo de financiación evitando la duplicidad de organismos y creando mecanismos de solidaridad interterritorial, con la premisa constitucional del equilibrio presupuestario.
Tan importante es un adecuado tamaño de los aparatos administrativos como la reasignación de recursos al servicio de los ciudadanos y objetivos de progreso en su sistema educativo, sanitario y emprendedor.
En mercado laboral ha sido el que mas ha sufrido la crisis a diferencia de otros países como Alemania que pese a perder más PIB no le afecto tanto en la destrucción de empleo. Conviene recordar que el empleo es también un derecho constitucional consagrado en el artículo 40 de la Carta Magna en el que dice: “Los poderes públicos promoverán las condiciones favorables para el progreso social y económico y para una distribución de la renta regional y personal más equitativa, en el marco de una política de estabilidad económica. De manera especial realizarán una política orientada al pleno empleo”.
Es un derecho constitucional y también una necesidad que precisa de reformas. Es necesario un único modelo de contrato indefinido que facilite así la contratación, acabe con la dualidad existente y permita actuar en sectores específicos generando estabilidad y confianza. Ello es posible con la actuación de instrumentos del estado y administraciones, así como la necesaria solidaridad que como ejemplo pusieron en marcha los alemanes mientras aquí se ejercía el despido salvaje. Alemania salvo millones de empleos desde el apoyo del estado y la solidaridad de empleados y empresarios en el reparto del trabajo y sacrificios en nominas antes que consumar el despido. Ello ha permitido a Alemania evitar la destrucción de puestos de trabajo con la defensa del capital humano.
El mercado laboral debe realizar un gran pacto con el sistema educativo de modo que se fomente la puesta en valor de los conocimientos adquiridos en la creación de empresas siendo necearía una nueva generación de emprendedores. Este pacto debe a su vez mantener cubiertas las nuevas necesidades de formación que los trabajadores podrán ir adquiriendo a lo largo de su vida laboral en universidades y centros educativos para su permanente adaptación a los nuevos tiempos.
Estamos en el umbral de un nuevo tiempo y una nueva que precisa de actuaciones estructural y no simplemente colocar unas tiritas.

domingo, 4 de septiembre de 2011

CAMINOS PARA SALIR DE LA CRISIS


Si algo hemos aprendido de esta crisis, aun no resuelta, es que no podemos vivir por encima de nuestras posibilidades. Y eso es aplicable a las familias, a las empresas y a los gobiernos y administraciones. Para salir de esta crisis debemos hacerlo con los cinco sentidos y con la Constitución en la mano.
La reforma constitucional planteada por los dos partidos mayoritarios en España es un ejemplo a seguir en la UE para combatir la huella de una crisis que deja en las cuentas de los estados deudas insostenibles para las futuras generaciones y que cuestan ingentes cantidades de recursos públicos destinados al pago de intereses. De esa debilidad se valen los especuladores para chantajear a los estados a través de las primas que castigan nuestro estado del bienestar y de las necesarias inversiones públicas. En apenas año y medio hemos perdido 10.000 millones de euros por el sobre coste con el que castigan los especuladores a la deuda española.
Pero no basta con la letra, hace falta una partitura coordinada desde todas y cada una de las administraciones para que cada euro revierta en los ciudadanos desde una gestión eficaz, sostenible y transparente debiendo priorizar en las necesidades de generar empleo e ir reduciendo la deuda histórica que en España representa unm 62% del PIB pero que en Alemania supera el 83% o Italia con más del 115% de deuda histórica.
Hoy más que nunca la ejemplaridad de los gestores públicos es de obligado cumplimiento, tras la reforma de la constitución, y urgente la aplicación de un plan de eficiencia y racionalidad de la gestión con la reducción de asesores y organismos innecesarios, así como una adecuación de sueldos y regulación de los mismos.
La supresión de las diputaciones y organismos burocráticos así como los privilegios autoconcecidos por la clase política en sus pensiones, jubilaciones, vacaciones, dietas deben ser abordadas con urgencia. La privatización de televisiones autonómicas, reducción de asesores, y todo aquello que suponga un gasto innecesario debe ser abordada desde las más altas instancias del Estado y sus representantes parlamentarios hasta el último del municipio de España.
El objetivo es liberar recursos públicos sufrientes y necesarios para fortalecer las medidas que generen empleo y garanticen el estado del bienestar de los ciudadanos. La sostenibilidad del mismo debe ser prioridad y para ello el mejor camino es poner todos los esfuerzos en generar empleo, desde un gran pacto solidario para crear un millón de empleos en los próximos dos años, asi como la reforma del INEM y el Server como organismos que deberan ser catalizadores de empleo y no meros contables de parados.
Tras establecer el límite de déficit en la Constitución se debería abordar con la misma urgencia la reducción ejemplar de gastos y privilegios de la clase política en nuestro país. Cuando la letra y la música vayan al mismo compás habremos logrado la convicción para abordar los grandes retos de España y Europa en este siglo XXI.
Para salir de esta crisis debemos poner todos los esfuerzos en las exportaciones y en mejora de la confianza de nuestros consumidores a fin de reanimar el mercado interno. Ambas variables son determinantes en la pronta generación de empleo. El tirón experimentado hasta junio en las exportaciones españolas ha permitido generar durante cuatro meses consecutivos empleo y el primer superávit comercial en muchos años. Ese es el camino a seguir. De hecho, la agricultura esta en la vanguardia en la generación de empleo y riqueza si bien se está haciendo aun a costa de la perdida de rentas de los agricultores por unos bajos precios impuestos por las grandes distribuidoras. Es por ello que las administraciones deberán proteger y apoyar a este sector con carácter de urgencia e impulsar su potencial para salir de la crisis. Hoy España es líder en Europa en agricultura ecológica y ese también es el camino a seguir.
En Europa tenemos que caminar con rapidez hacia un mercado único de la deuda a través de los euro bonos para salvar al euro y crear los necesarios mecanismos para la gobernanza económica y social de la Unión Europea que debe recuperar el camino de una Carta Magna europea que ponga fin a la ambigüedad de quienes quieren apropiarse de un liderazgo que no les corresponde, tal y como o ejerce Francia y Alemania en detrimento de una Europa unida y comprometida con su destino y papel en el mundo.
El gran reto de España es generar empleo y a ello contribuirá decisivamente el reducir el déficit y la deuda, reforzando nuestro sistema de pensiones, educación y sanidad. Para ello hay simplificar al máximo el laberinto de un mercado laboral etéreo en cuando modalidades de contratación que crear mas dudas que respuestas en cuanto a su eficacia. La unificación de todas las modalidades en un solo contrato indefinido que no genere más discriminaciones beneficiarias a la fidelidad en las empresas, a la confianza de los trabajadores y la economía española. Un solo contrato indefinido con el respaldo del FOGASA permitiría tan bien destinar recursos públicos a sectores estratégicos con mayor capacidad para generar empleo. España puede generar 1,2 millones de nuevos empleos entorno a las energías renovables y la economía sostenible en los próximos cinco años y que podemos y debemos acelerar desde el necesario apoyo publico. Apoyo que debe extenderse a la creación de una nueva generación de emprendedores que disponga de todo tipo de ayudas y exenciones fiscales para crear nuevas empresas y empleo. Lo que no cabe duda es que saldremos de esta crisis fortalecidos. Cuanto antes nos lo creamos y nos pongamos manos a la obra mejor para todos.

Gonzalo Gayo


.