lunes, 18 de julio de 2011

AFRICA SE MUERE Y EUROPA NO ESCUCHA

Mientras Europa se dedica a tirar a la cloaca miles de millones de euros para llenar los bolsillos de los especuladores en los mercados financieros, África se muere de hambre y de sed.
La ONU ha lanzado la alarma sobre la crítica situación que sufre el continente que dio vida y origen a la especie humana. La peor sequia de los últimos 60 años esta provocando un autentico holocausto por la falta de agua para beber, para regar las cosechas y por la especulación alimentaria que ha provocado que de la escasez se pase a la nada. Nada que comer, nada que beber, nada que cosechar, nada que poder comprar y nada de solidaridad.


Mientras, en esta vieja Europa, seguimos empeñados en que la burbuja que los especuladores crearon la acaben pagando los estados miembros de la zona euro, a golpe de informes de agencias al servicio de quienes les pagan para elevar artificialmente los tipos de interés que los estados deben pagar.
En 2010, España lleno los bolsillos de los especuladores con 5.000 millones de euros por el sobrecoste de la deuda al pairo de la crisis griega e informes moody’s y la inoperancia de Merkel-Sarkozy. No les fue mal y seguimos en las mismas, con planes de recortes para pagar a estos voraces especuladores. En lo que llevamos de año hemos desembolsado 1.700 millones de euros extras que salen del dinero de los ciudadanos.
La suma de esos 6.700 millones habrían bastado para atender las necesidades de nuestros conciudadanos en ayudas para que no les desalojen de sus casas impagadas o que simplemente no llegan ni a primero, ni a fin de mes, por culpa de una crisis que ellos no crearon. Esos 6.700 millones de sobrecoste en la deuda española habría sido también suficiente para atender la obligación moral y solidaria con los seres humanos que hoy piden agua y algo que comer en el continente africano.
Pero no se les oye. Es como si tanta muerte y tanto sufrimiento no importara en estas fechas en las que cada cual solo tiene en mente su destino para pasar unas maravillosas vacaciones de verano.
No se si las privilegiadas mentes de la ‘corte europea’ están ocupadas en otros asuntos, pero este también nos concierte por nuestra condición de seres humanos y no meros depredadores en esta selva de los mercados.
Africa necesita de Europa, y de toda la ayuda que podamos prestar para evitar que tantos inocentes mueran por falta de alimentos y agua. Es por ello urgente que Europa envie agua, medicamentos, hospitales móviles y alimentos para salvar vidas.
Es indignante que en la Europa de los pepinos estemos ahora tirando a los contenedores toneladas de frutas de verano por el hundimiento de precios que ha ocasionado la crisis que Alemania propicio con sus acusaciones infundadas para ganar tiempo a su incompetencia sanitaria. Esa fruta debe estar en Africa.
Les propondría a las organizaciones agrarias que organicen y Bruselas financie el envío de frutas de verano y alimentos europeos para paliar el sufrimiento de millones de ciudadanos. Y que con la misma disponibilidad que los países europeos y EEUU organizan intervenciones para preservar al mundo de sus libertades en la lucha contra potenciales amenazas terroristas, que lo hagan también para salvar vidas porque ya están muriendo por millares cada día. A ser posible, que el objetivo inmediato sean los niños porque ellos son los que menos culpa tienen del mundo que les hemos dejado.
Estamos hablando de al menos 20 millones de personas en África cuya vida está en juego por falta de agua, de comida y por la escalada de precios en los alimentos causada por los mismos especuladores que igual les da la deuda, que el precio del arroz o el maíz.
De los cuales, diez millones de africanos afrontan un riesgo inmediato de inanición mientras las potencias no han donado ni la mitad de lo comprometido pese a los llamamientos de la ONU sobre la grave situación en el este de África, que comprende Somalia, Kenia, Etiopía y Eritrea.
No ocuparan portadas para no amargarles la cena, ni aparecerán en sus diarios porque no hay corresponsales en el ‘continente de la nada y del silencio’, pero sobre nuestras conciencias pesará el sufrimiento y la muerte por hambre y sed de miles de niños y personas cuya voz no se escucha, ni se oye.
El primer mundo es co-responsable de este atroz holocausto al permitir que los alimentos básicos sean mercancía para la especulación y escalada de precios. Somos responsables de permitir las ingentes extensiones de tierras compradas por China, Japón, y países del G8 en Africa para abastecer a sus poblaciones mientras los nativos se mueren de hambre. Somos responsables de provocar el cambio climático que ocasiona la mayor sequía en 60 años en Africa y de convertir en estercoleros países donde enviamos nuestros residuos contaminantes y las basuras de nuestra obsolescencia programada.
La ONU ha advertido que esta sequía se puede convertir en la peor tragedia del siglo XXI y urge la solidaridad de todos para establecer reservas de alimentos en lugares estratégicos.
Con una tasa de desnutrición infantil de más del 30 por ciento en muchas regiones de estos países, el fracaso de la comunidad internacional a la hora de actuar representaría una grave violación del derecho a la alimentación y de la condición humana.
El director regional del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) para el este y el sur de África, Elhadj As Sy aseguró que a los niños “es a los que está afectando más el triple choque de la sequía, que está relacionada con el cambio climático y el alza del precio de los alimentos. Las personas han pasado muchas dificultades. Están muy débiles”.
Es la hora de los hechos y de las personas, no de los mercados. Es la hora de que Europa y sus ciudadanos respondan al SOS de Africa y se sienten las bases para que esto no vuelva a suceder. Contamos con los mejores agricultores que podrán enviar lo necesario con el apoyo de Bruselas, con los ciudadanos solidarios y esperemos que por una vez los gobiernos estén a la altura.

lunes, 11 de julio de 2011

SER O NO SER DEL EURO




Gonzalo Gayo
Las luces de emergencia se han encendido. Los especuladores vuelven a las andadas con el objetivo de Italia como próxima victima propiciatoria para hacer el agosto en julio y de paso poner jaque mate al euro. Su enorme deuda y los desmanes del Gobierno Berlusconi han puesto la deuda de los italianos a los pies de los caballos en los mercados siguiendo el guión escrito por griegos y portugueses.
El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, convocó el pasado domingo una reunión de emergencia en Bruselas con los principales líderes de la Unión Europea para tratar la situación de Italia ante las presiones de los mercados y los problemas para afrontar un segundo rescate a Grecia, en medio de un clima enrarecido que puede dificultar el visto bueno a ese segundo plan de ayudas a Atenas.
España se salva, de momento, por la responsabilidad de los agentes sociales y el gobierno empeñado en adelgazar el déficit y avanzar en las necesarias reformas que garanticen en el futuro un crecimiento sostenible y sólido. Es posible que hoy no veamos el alcance de las reformas, y que incluso nos enerve algunas de ellas, pero sin duda lo agradeceremos en los próximos años.
Y aun queda mucho por hacer en el coladero de euros en la gestión de lo público. Y uno de esos problemas a resolver es la ligereza con la que los políticos se asignan salarios de escándalo. Si algunos políticos no son capaces de entender que están al servicio de los ciudadanos no se que hacen en política. Es necesaria una regulación de los salarios de alcaldes, concejales, presidentes de autonomía, asesores, altos cargos... que no supere la escala asignada al cuerpo de funcionarios. El que más cobre que sea la categoría A. Es una propuesta para quien quiera escuchar.
Volviendo a lo que nos ocupa y preocupa, el tsunami que se avecina en los mercados financieros por lo que desde la UE se ha convocado, con carácter de urgencia una nueva reunión para tratar la crisis de la deuda italiana, pero mucho me temo que se llega tarde para salvar a un barco demasiado pesado y a la deriva.
Los especuladores saben que la fórmula de Merkel y Sarkozy esta condenada al fracaso. No hay dinero, ni la maquina de recaudar impuestos o de sumar recortes a los ciudadanos puede ser la solución a los problemas de liquidez de algunos estados europeos mientras continúan sin haber aprendido la lección de esta crisis, tanto recaudas, tanto gastas.
Los especuladores saben que Europa no hizo los deberes y de aquellas lluvias vienen estos lodos. Atrás quedó una constitución europea aparcada por Francia a cambio de un tratado confuso que frena las aspiraciones de una verdadera Unión Europea en lo social, económica y político y que nos habría dado la fortaleza necesaria para ser lo que nos corresponde en el mundo y afrontar esta crisis. Prefirieron jugar a napoleones aliándose con alemanes para repartirse sillones y los principales centros de decisión. Y así nos va.
La Europa que pudo ser quedo, la de los Willy Brand, Helmut Kolh, Mitterrant, González, Olof Palmer, entre otros, quedo en el olvido. Europa necesita más Europa para salir de la crisis, para salir fortalecida y no ninguneada por agencias de calificación y especuladores a sueldo de fondos de inversión norteamericanos.
La miopía de Merkel y Sarkozy no les permite ver más allá de los beneficios que generan las fronteras para sus multinacionales. Prefieren el regate en corto para favorecer los beneficios rápidos y privatizaciones en el floreciente negocio que se alumbra a costa de un estado del bienestar desmembrado. Merkel y Sarkozy piensan en una Europa de un solo eje, que ellos mismos dominan para poder mostrar al mundo quien es quien en el viejo continente a golpe de PIB. Y quien no pueda aguantar el ritmo, se ofrece rescates limosna que son pan para hoy y hambre para mañana en los países rescatados.
Los especuladores saben de las debilidades de esta vieja Europa que no es capaz de reivindicarse así misma. Es por ello que buscan o crean escenarios de inestabilidad donde obtener grandes beneficios y para ello tienen un gran aliado, un dólar deseoso de acabar con el euro. Los especuladores vienen con las alforjas llenas de dólares procedentes de fondos de inversores dispuestos a tumbar la moneda europea y sacar grandes rentabilidades en los mercados de subastas. Estrangularan a los más débiles hasta que paguen los intereses que ellos digan. O lo toman o lo dejan. Pregunten a los griegos.
Lo están haciendo y seguirán hasta las últimas consecuencias. No les aburriré con las estrategias empleadas o como el chartismo o los dientes de sierra son los instrumentos con los que obtener rápidas plusvalías a costa de crear inestabilidades allá donde toque. Lo han hecho en la bolsa, en la vivienda, en la energía, en los alimentos de primera necesidad. Sin escrupulos a cambio de incrementar fortunas con una escandalosa cifra seguida de incontables ceros.
A río revuelto ganancia de pescadores. Es el grito de guerra y si no que se lo pregunten a los Morgan, Soros, Lehman Brother y compañía. O es que la memoria es tan frágil que no recuerdan los ataques que sufrió la peseta para que no entrara en la cesta del euro en los noventa. ¿Nos tenían manía? No, simplemente querían abortar la salida del euro y siguen en el mismo empeño.
Sí, el euro molesta y mucho a un dólar que pierde protagonismo e influencia en el mundo. El dólar quiere campar a sus anchas en una economía global sin que nadie le haga sombra y menos aun el euro. Con un dólar hegemónico, la Reserva Federal tendrá la sartén de la economía global en la mano. Devaluaría para exportar más y crear empleo, o al contrario para pagar deuda y comprar energía cuando estuviera cara…lo vienen haciendo desde que la 2 segunda guerra mundial y no les ha ido mal.
¿Que hacer? Salvar el euro y hacer de Europa más Europa pero sin las recetas de Merkel. El Banco Central Europeo debe inyectar la liquidez necesaria al sistema y una devaluación del euro salvaría muchos problemas.



sábado, 2 de julio de 2011

EL CAMBIO NECESARIO EN EL PSPV

Hace una semana un grupo de militantes socialistas nos reuníamos para hablar del partido en la Comunitat Valenciana, para compartir la preocupación e impotencia que se siente ante la fuga de miles de militantes, mas de 7.000 en los dos últimos años en la Comunitat Valenciana. Hablamos también de los peores resultados de la historia de los socialistas valencianos tras 20 años en la oposición condenando a una generación a sufrir por falta de alternativa real y programa.
Algo teníamos y podíamos a hacer ante los silencios y la falta de responsabilidad de quienes han conducido al PSPV a su mayor debacle electoral. Y lo hicimos con un sencillo manifiesto para sumar esfuerzos, para abrir ventanas y para luchar por un futuro que implique democracia real y valores socialistas al servicio de los ciudadanos.
Aquel Manifiesto del 25J esta en la red y es una iniciativa mas de las que surgen y comparte militantes y simpatizantes como la recogida de firmas para reducir los sueldazos que se han asignado los responsables del PSPV. Aquellos que cosecharon desastrosos resultados en las municipales se permiten ahora el lujo de simultanear cargos y salarios que pagan los ciudadanos. Y se quedan tan panchos e incluso premia con el senado a artífices de este desastre.
Podríamos irnos a casa y guardar el carné en el baúl de los recuerdos, pero resulta difícil mirar a otra parte tras 20 años en el que se repite la misma historia ante tanta injusticia e incompetencia al servicio de unos pocos.
Hemos sido generosos en el manifiesto 25J, acorde ala historia del partido y la necesaria responsabilidad exigible a quienes han conducido a esta situación y tratan de echar balones fuera con la excusa de la crisis. Es por ello que no hemos pedido dimisiones, sino abrir el debate para las propuestas de cara a un Congreso que debe ser el nacimiento de un nuevo modelo. Si que pedimos responsabilidad para ponernos al servicio de los ciudadanos y generosidad de todos con todos.
Pero algunos no dejan de sorprender y lejos asumir responsabilidades, de fomentar el debate de las ideas se dedican a amedrentar a quienes se adhieren a esta iniciativa con bulos y mentiras como las lanzadas por un personaje de La Eliana, entre otros, que anda diciendo que pedimos en el manifiesto la dimisión inmediata del señor Jorge Alarte. Si la hubiéramos querido pedir, simplemente la habríamos incluido en el manifiesto. Queremos que el secretario general de explicaciones de sus modos y formas de entender la `política y se acuerden respuestas para entre todos iniciar un nuevo tiempo en el socialismo valenciano, desde la democracia plena y valores socialistas.
Sí hace una semana acudí a esa reunión convocada abiertamente en las redes sociales y no me arrepiento de ello por que vi. a compañeros valientes que aman profundamente a un partido que ha defendido como ninguno la libertad, la democracia y el progreso de los ciudadanos. Acudiré allá donde sienta que hay un socialista dispuesto a decir lo que piensa, sin dobleces, desde la fraternidad socialista y para salir de este agujero negro en la Comunitat Valenciana en el que nos han metido aquellos que miran mas a su bolsillo y su clan que a su corazón socialista.
Gonzalo Gayo

EN EL NOMBRE DE LA ROSA

En el nombre de la rosa miles de ciudadanos han dado muestras de la mayor generosidad en la lucha por la libertad, el progreso y bienestar de la sociedad española desde hace más de 130 años. En el nombre de la rosa hemos luchado y conquistado los mayores avances de la sociedad y lo hemos hecho codo con codo con los ciudadanos, en cada momento.
Sabemos luchar contra las dificultades porque sabemos que cada paso y cada esfuerzo redundarán en beneficio de una sociedad más justa, libre y solidaria. Podemos estar orgullosos, muy orgullosos de ser socialistas, recordando la memoria de nuestros mayores y en la enorme labor realizada por un gran compañero y presidente que ha luchado como pocos contra el tsunami de una crisis financiera que provocaron otros a los que ahora les incomoda ahora arrimar el hombro. Gracias Zapatero.
En el nombre de la rosa, mi madre y miles de viudas han visto mejorada su pensión en los últimos años más que en los cuarenta anteriores por una cuestión de justicia y la determinación del presidente Zapatero. No es suficiente, seguro, pero ha sido el presidente que ha recogido el guante de la infamia de las pensiones míseras que había en este país antes de 2004.
En el nombre de la rosa los ciudadanos han conquistado importantes derechos para el desarrollo de su vida familiar, la solidaridad de la ley de dependencia, la igualdad o en la formación de la generación de jóvenes mejor preparada de nuestra historia y de Europa. Hay que estar orgullosos de ello y nos envidian por ello, aunque algunos tardaran años en reconocerlo. Allá ellos.
No voy a detallar las conquistas en estos años, desde la modernización de España en infraestructuras y su posición en el mundo. No me detendré a elogiar la determinación en la lucha contra el terrorismo, aunque solo sea por el tiempo transcurrido sin llorar a una nueva victima. No quiero cansarles en enumerar planes de inversión, la apuesta por el modelo de economía sostenible y la mano tendida para el dialogo que permita afrontar la crisis con garantías de fortaleza y unidad.
No gastare más tiempo en detallar la enorme generosidad en dotar a esta tierra en la que vivo de las mayores inversiones en aeropuertos, puertos carreteras y hasta en el AVE que no supo ni quiso hacer anteriores gobiernos. Si, desde esta tierra de ingratitudes, Gracias Presidente, aunque también hubo errores que no han cicatrizado como el problema del agua al que se agarra el PP elección tras elección para ganar la partida.
Simplemente, diré Gracias a Zapatero por su tesón, esfuerzo y lucha para que salgamos adelante, para que lo hagamos todos y nadie se quede en el andén de una crisis que ha causado demasiados destrozos. Lo lograremos, pese a quien pese.
Se que Zapatero esta solo en Europa, votasteis a la derecha y es lo que tenemos en Europa. La próxima vez os lo pensáis dos veces, y llegara Rajoy si no lo remedia una ciudadanía que abra los ojos a tiempo porque la crisis la gesto y alimento la derecha pese a explotar en las narices de la izquierda. Pregunten en Grecia que hicieron los conservadores con su economía y como engañaban sin escrúpulos a la UE. Pregunten también quien da la cara por defender su país, aunque se la partan. Pregunten a la señora Merkel y Sarkozy donde van a parar las ingentes ayudas que acaban por engrosar las cuentas de los bancos.
Muchos hemos sufrido la brutalidad de esta crisis por la irresponsabilidad de empresarios que no pagaban las nominas a sus trabajadores, que engañaban hasta desaparecer sin dar explicaciones y ni facilitar los documentos laborales bajo la excusa de una crisis que ellos convirtieron en salvaje. No fue Zapatero, fueron empresarios irresponsables y socios capitalistas que se lavaron las manos como Poncio Pilatos.
En el último debate sobre el Estado de la nación, Zapatero se despedía con palabras de gratitud y orgullo. Desde mi humilde hogar quiero hacerle llegar al presidente y compañero José Luis Rodríguez Zapatero llegar mi gratitud y orgullo como ciudadano y socialista por su determinación y esfuerzo para vencer esta crisis y sobre todo por sus valores como socialista.