lunes, 22 de febrero de 2010

La respuesta está en lo verde

La respuesta de la agricultura a la crisis puede ser la que muchos andan buscando para el resto de la economía española. De hecho, es el único sector que hoy genera empleo neto en España, ostenta el liderazgo de productos exportados y es líder en Europa. La agricultura española apuesta cada vez más por los cultivos ecológicos cuya producción se exporta en casi un 85% a Europa mientras se empieza a registrar una fuerte demanda en los países asiáticos y en EEUU dada la excelencia de los productos ecológicos españoles.
La apuesta por lo verde esta siendo un éxito para la economía española y sin duda va a dar excelentes resultados como lo atestigua el liderazgo en la agricultura ecológica, la alimentación, en las energías renovables, el turismo medioambiental y muy pronto en la producción de los esperados vehículos eléctricos.
Hoy podemos celebrar que España es líder absoluto en producción ecológica en la UE. Asi lo atestiguan distintos estudios publicados en los que se subraya también que lo verde no esta en crisis, al contrario. De hecho, España ya se situó en 2008 a la cabeza de la producción de alimentos orgánicos en la UE con 1.317.752 hectáreas frente a las 1.150.000 hectáreas de Italia, el que fuera primer país productor. Hasta el 85% de la producción ecológica española se destinaba a los países europeos y que con las nuevas demandas de EEUU y países asiáticos puede que nos encontremos sin productos ecológicos para consumo propio si bien el gasto anual por español es de sólo 6 euros, mientras que los suizos alcanzan los 115 euros por persona y, en Alemania, los 50 euros. Otros países como Dinamarca, Francia o Italia el consumo de productos ecológicos también son muy superiores al de España.
Andalucía y Cataluña lideran la agricultura ecológica y la producción de alimentos “bio”, al que se suman importantes incrementos en las extensiones de producción en el resto de comunidades para atender la fuerte y creciente demanda de nuestros vecinos europeos.
Según el Observatorio del Consumo de 2010 publicado por Cetelem, los consumidores europeos gastan cada vez más en lo verde. La conciencia ecológica del consumidor ya es una realidad y sin duda uno de los sectores económicos que muestra un mayor dinamismo y que no solo afecta a la agricultura, tambien en el resto de sectores.
Así, la compra de productos locales y ecológicos esta en alza tanto en la comida, como en el textil, el cuidado personal y muy pronto en el transporte, entre otros. Uno de los resultados del sondeo señala que casi cuatro de cada diez europeos declaran consumir con frecuencia productos ecológicos.
España es el principal productor europeo y el que menos consume sus propios productos en Europa lo que sin duda muestra un potencial de crecimiento y tambien la necesidad de una mayor concienciación. Los países europeos se encuentran más concienciados sobre los beneficios que puede aportar una alimentación biológica y conocen perfectamente la calidad de los productos ecológicos españoles.
Además, en los últimos meses se suma una fuerte demanda de nuestros productos el mercado norteamericano y el asiático y que sin duda el sector ecológico alimentario recibirá con gran alegría ya que generara nuevas demandas hasta el punto que puede que nos encontremos sin productos ecológicos para consumo propio.
La agricultura ha vuelto a dar un ejemplo y respuesta a los retos con los que se enfrenta la economía española. No se trata de estudios o intenciones sino de la realidad que sitúa a la agricultura ecológica y la alimentación bio en el liderazgo europeo, generando empleo y riqueza y con más de un 85% de su producción exportada a Europa. Con casi un millón y medio de hectáreas ecológicas la creciente producción puede tambien beneficiar en el asentamiento de poblaciones en el medio rural lo que sin duda tendrá un positivo efecto en la recuperación de nuestros pueblos tras el éxodo de más del 50% de los habitantes de poblaciones de menos de 10.000 habitantes a las ciudades en los últimos treinta años
La próxima semana, del 5 al 7 de marzo, Valencia se convertirá en la capital eropea de lo verde con la celebración de la primera edición de BioCultura, la feria de productos ecológicos más importante de España. Empresarios, tenderos, prescriptores, importadores, exportadores, cocineros y profesionales de otras muchas artes y disciplinas acudirán a este certamen, que se celebrará en Feria Valencia para mostrar al mundo los productos respetuosos con la vida y uno de los sectores de presente y futuro.

miércoles, 17 de febrero de 2010

ZAPATERO GANO ALGO MAS QUE EL DEBATE

Era un debate importante para España. Era un debate para demostrar lo que somos capaces como pueblo frente a las adversidades que trajo ese tsunami de destruccion de empleo. Era un debate para la unidad y decir que vamos a por todas, para gritar a los especuladores y a quienes nos trajeron esta crisis que saldremos de esta juntos. Era un debate de amplitud de miras, del verdadero patriotismo que enarbola la bandera de la solidaridad y lucha por una sociedad más justa con todos.
Era el debate de la España del siglo XXI como lo fue en su dia el Pacto de la Moncloa, para afrontar un nuevo impulso en el consenso para la educacion, en las pensiones, en la salida de una crisis que ha dejado 2,5 millones de nuevos desempleados. A ellos especialmente se lo debemos. Era el debate de un gran Pacto que enarbolo el presidente Zapatero con generosidad, valentía y vision de Estado. Pero enfrente tenia a un Rajoy que busca atajos, que pone zancadillas y cuya unica obsesion es acosar a Zapatero. Por cierto señor Rajoy la quiebra de Grecia la generaron los suyos, los mismos que andan por esTe mundo llenandose los bolsillos especulando en los mercados al grito de menos impuestos y mas liberalizacion. Menuda dejaron en Grecia y la que nos tenia preparada Aznar y su prosperidad a golpe de ladrillo. Si señor Rajoy, nos ha explotado en la cara su liberalizacion del suelo, sus agentes urbanizadores y su especulacion en la costa mediterranea. Preguntele a Camps.
Pero saldremos adelante mas pronto de lo que muchos creen.España tiene fortalezas que le permitiran liderar la recuperacion y sera este mismo año. debemos confiar en nuestras posibilidades para ocupar el lugar el lugar que nos corresponde. Tenemos la mitad de deuda que paises como Italia o la Inglaterra del The Time..y un 20% menos que la media europea. Estamos tecnicamente casi fuera de la recesion mientras cae la morosidad, crece el consumo y las exportaciones. Los motores se ponen en marcha y ahora toca sumar. Como han hecho empresarios y sindicatos tras firmar la paz social con generosidad y dialogo. Pese al PP habra Pacto entre los partidos politicos para hacer frente a la creacion de empleo y modernizacion del sistema productivo capitaneado por Salgado, Blanco y Sebastian que concretaran proyectos y programas.
Vamos a salir de esta crisis fortalecidos como pais y tambien con un sistema productivo fuerte que permitira evitar el drama social que se produce cada crisis en destruccion de empleo. Lo digo alto y claro, vamos a salir de esta crisis muy fortalecidos como pais y con coraje aunque sea apretando los dientes ante quienes no arrimaran el hombro y enarbolan la bandera de un pais en blanco y negro. El gran reto es que lo hagamos todos juntos, que no sean los mas debiles quienes paguen la codicia de unos pocos. No lo olvideis somos la roja y vamos a por ello

lunes, 15 de febrero de 2010

Del pacto de La Moncloa al de la Zarzuela

La economía despierta lentamente tras una larga pesadilla que se ha cobrado más un millón y medio de parados en apenas dos años en España. Afortunadamente, los primeros signos de optimismo llegan de manos de un PIB que registra apenas un descenso del 0,1% en el último cuarto del año y anuncia una posible reactivación de la economía para marzo si bien se requerirá de esfuerzos suplementarios y de una gran dosis de acuerdos entre las fuerzas políticas y sociales en nuestro país para generar empleo.
Tras el tsunami sufrido por la economía española se hace necesario y urgente un gran pacto social como en su día fue el Pacto de la Moncloa y que bien podrían reeditarse en la Zarzuela con el arbitraje del Rey tras los últimos contactos mantenidos con agentes sociales y empresarios. Es sin duda el momento adecuado ya que permitirá aprovechar los vientos favorables que soplan en la economía internacional. Y poder hacer frente a retos que requieren grandes dosis de consenso, esfuerzo y solidaridad. Durante 2010 se vivirá una situación un tanto paradójica a nivel económico ya que veremos una mezcla de indicadores con un aumento del paro y al mismo tiempo un incipiente crecimiento económico.
Desde la OCDE se perciben signos uertes de expansión de las perspectivas económicas a partir de sus indicadores correspondientes al mes de diciembre y que sin duda beneficiará también a la economía española en la medida que incremente sus exportaciones. Los siete países más ricos que conforman el G7, como los grandes emergentes, que son China, India, Rusia y Brasil, se acercan o incluso superan su tendencia a largo plazo.
También el Fondo Monetario Internacional incrementa sus pronósticos de crecimiento de la economía mundial en 2010 y señala que la recuperación de la crisis financiera global ha sido más fuerte de lo esperado por los países en vías de desarrollo que han desempeñando un rol principal, mientras las naciones desarrolladas muestras algunas debilidades en las altas tasas de desempleo y las deudas estatales.
Sin embargo, la debilidad de Europa y su recuperación económica sigue siendo frágil ante la falta de un liderazgo para afrontar el principal problema que no es otro que el desempleo y que requiere de un gran pacto tambien en el viejo continente. De hecho, los ministros de Economía y Finanzas de la UE pasarán de largo sobre los problemas que acechan a los ciudadanos en la reunion que se celebra este martes en Bruselas para limitarse a abordar las finanzas públicas en Grecia y la nominación del futuro número dos del Banco Central Europeo. Sorprende que los responsables europeos dejen de lado en su agenda lo que es el principal problema como es el desempleo y la actuación conjunta para la recuperación económica.
La idea de que es necesario que los partidos políticos y los agentes sociales alcancen cuanto antes un pacto de Estado en España para enderezar la economía y salir de la crisis cobra cada vez más fuerza ya que se debe detener la sangría del desempleo y generar cuanto antes nuevas oportunidades para 4 millones de parados. El Rey puede ejercer un buen arbitraje y de hecho intervino en el debate político para señalar la urgencia de conseguir ese objetivo y superar las divisiones partidistas para afrontar un reto común “Es hora de grandes esfuerzos y amplios acuerdos para superar juntos, cuanto antes y con la debida determinación, las graves consecuencias de la crisis y para recuperar un crecimiento fuerte y duradero, cada vez más basado en la ciencia y la formación”, dijo durante una entrega de premios.
Los sindicatos y empresarios han sido los primeros en dar ejemplo con la firma de un acuerdo que garantiza tres años de paz social y moderación salarial lo que sin duda favorecerá la creación de empleo si somos capaces de sumar nuevos acuerdos.
La economía española no está peor que hace seis y meses y, de hecho, está bastante mejor que entonces y es por ello mas necesario que nunca aunar esfuerzos para salir cuanto antes de la recesión.
Es posible y necesario que se reediten los Pactos de la Moncloa que tanta prosperidad trajo a España en los siguientes 25 años. Un pacto que bien podrían ser los de la Zarzuela tras los encuentros que esta protagonizando el Rey en los últimos días con diversas personalidades del ámbito económico, financiero, empresarial y laboral. Unos contactos que deberían servir de base para impulsar un gran pacto entre las fuerzas sociales y políticas en España no solo para salir de la crisis sino también para asentar los cimientos de un sistema productivo sostenible, la creación de más de un millón y medio de empleos y las garantías futuras del estado de bienestar de los ciudadanos.

lunes, 8 de febrero de 2010

Confianza

La especulación se adueña de los mercados. Tras un 30% de ganancias en las bolsas en 2009 llegó la tormenta desatada por el comisario europeo Almunia en un acto de autoflagelación sin precedentes al cuestionar las cuentas públicas de países como Grecia y subrayar la debilidad de economías como la española o portuguesa. El comisario europeo de Economía propiciaba así la tan deseada inestabilidad que los especuladores de los mercados buscan para obtener plusvalías al son de los dientes de sierra que ofrecen las cotizaciones.
Lo sorprendente es sin duda como el comisario español se presta a generar más problemas de los que tocan obligando esta semana a que la vicepresidenta del Gobierno español inicie un peregrinaje por los mercados europeos para anunciar las virtudes y fortalezas de las cuentas públicas españolas. La vicepresidenta Salgado se reunirá esta semana con inversores en Paris y Londres para subrayar que la deuda española es un 20% inferior a la media de la UE, e incluso la mitad que la del Reino Unido o Italia. Tambien esta previsto un encuentro con las interesadas plumas del Financial Times que alientan la pretendida inestabilidad en el euro para mayor gloria de una desolada Libra esterlina.
Antes de su cruzada contra la especulación, Salgado subraya que en términos de deuda pública y de fortaleza económica la situación de España en nada se parece a la de Grecia, cuyas dificultades presupuestarias multiplicaron en los mercados las especulaciones sobre el riesgo de quiebra. Salgado recuerda que llevamos mucho tiempo haciendo los deberes para salir de la crisis y lamenta que Almunia se refiriera a Madrid y Lisboa cuando estaba hablando concretamente de Atenas.
Es hora de que el comisario Almunia salga por su propio pie para poner fin a la especulación que trata de castigar injustamente a un euro que ha demostrado su inquebrantable fortaleza durante un año de recesión y justamente en el momento en el que la economía europea comienza a registrar signos positivos de crecimiento el propio Almunia alienta a los especuladores.
Los responsables de la UE deberían centrar sus esfuerzos en un plan de choque contra el desempleo que afecta a ocho millones más de europeos en un año en vez de echar piedras sobre el tejado de la economía del viejo continente.
España al igual que el resto de países de la UE retomará este año la senda del crecimiento económico tras dejar atrás la recesión desde finales del 2009. Las economías de países como Alemania y Francia ya habían detectado una leve recuperación en la última parte del cuatro trimestre del 2009 y que se debe consolidar a lo largo de 2010.
Salgado explicará también a los mercados internacionales el plan de austeridad que implicará un recorte del gasto del Estado de 50.000 millones de euros desde 2010 a 2013, pero que no afectará a las partidas presupuestarias relativas a pensiones, desempleo, dependencia y educación.
Con este plan de austeridad, elaborado durante las últimas semanas por el equipo económico del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, el Ejecutivo pretende reducir el déficit público, previsiblemente superior al 10% del PIB en 2009, y cumplir los objetivos del Pacto de Estabilidad y Crecimiento de la Unión Europea con vistas a 2013 (3% del PIB) lo que sin duda tranquilizará a los mercados.
El esfuerzo que se hará dentro de la Administración General del Estado, se propondrá al Consejo de Política Fiscal y Financiera un acuerdo marco para que las comunidades autónomas adopten medidas contra el déficit que contemplará un recorte anual del déficit, de al menos, el 1,5% del PIB, y que ello se conseguirá, por un lado, mediante una reducción del gasto público y, por otro lado, por la recuperación de los ingresos en línea con la mejora progresiva del crecimiento económico, pero no por la vía de nuevas subidas de impuestos.
España necesita confianza en si misma y en sus posibilidades como país para superar tiempos difíciles que ofrecen también una oportunidad para corregir errores y trazar nuevos caminos que conduzcan a generar empleo. Es por ello que el acuerdo de sindicatos y empresarios y la necesidad de un Plan de Choque contra el desempleo deberían unir a todas las fuerzas sociales para impulsar una pronta salida de la crisis y dar esquinazo a los especuladores

lunes, 1 de febrero de 2010

Ejemplaridad y sostenibilidad para salir de la crisis

El gobierno parece decidido a abordar los grandes debates que preocupan a una sociedad demasiado acostumbrada a mirar a otra parte y confiar en un futuro a veces demasiado incierto. ¿Serán sostenibles los actuales criterios para las pensiones del 2030 con las tasas de natalidad más bajas del mundo? ¿Es sensato producir energía nuclear y no saber que hacer con los residuos generados durante casi 50 años? ¿Podemos afrontar el desarrollo de una agricultura que no es capaz de garantizar la rentabilidad a los productores mientras quienes distribuyen los frutos del esfuerzo ajeno se llenan los bolsillos? ¿Es viable un sistema educativo que genera un 30% de fracaso escolar? ¿Es razonable abaratar los despidos en un país con casi un 20% de desempleados? ¿Es compatible que los mercados financieros generen un 30% de plusvalías bursátiles en 2009 cuando se han destruido un millón de empleos el pasado año?
El estallido de la burbuja inmobiliaria parece habernos devuelto a la cruda realidad para tratar de abordar los problemas que sufrimos en un presente preocupante y un futuro demasiado incierto al que debemos dar respuestas y sin duda las encontraremos. Es lo que tienen las crisis, todas las crisis habidas y por haber, corregir errores y asumir nuevos retos.
Nuestros errores hablan de confiar nuestro progreso a una energía limitada y contaminante que amenaza la competitividad de nuestras empresas y el cambio climático. Nuestros errores hablan también del esfuerzo de nuestros agricultores para ver como cada año llega la ruina de precios en sus cosechas. Errores que hemos cometido cuando bautizamos una globalización sin reglas para mayor gloria de la especulación en materias primas y en energía que ha hecho más pobre a quien menos tenía.
Debemos buscar respuestas en la ejemplaridad a aplicar en los retos de futuro. Retos que hablan de la necesaria independencia energética, del reparto del agua en el territorio y mejora del medio ambiente. Retos que garanticen un sistema que premie a quien produce frente a quien especula o del liderazgo de la mujer que debe ejercer en la sociedad del siglo XXI.
La ejemplaridad debe presidir un nuevo tiempo que evite las distorsiones de los sistemas duales que hemos generado en las últimas décadas donde unos gozan de privilegios y otros asumen las cargas.
En el polémico debate de estos días sobre la reforma del sistema de pensiones deberia figurar en letras mayúsculas la supresión de privilegios de unos frente al resto. No son de recibo pues las pensiones vitalicias y beneficios que altos cargos del Estado o de Comunidades Autónomas se han auto adjudicado por concurso de un consenso fácil a espaldas de los ciudadanos. Quienes acceden al servicio y/o representación pública no pueden ni deben gozar de mayores derechos que los ciudadanos representados.
Desde luego que no bastará con la ejemplaridad publica pero sin duda es condición necesaria, aunque no suficiente. El sistema de pensiones volverá a la excelencia en la medida que seamos capaces de generar mayor empleo de calidad, e incrementar la tasa de natalidad al doble de la actual. Para ello es necesario romper el círculo vicioso de la vivienda, favorecer las vocaciones empresariales de la generación mejor preparada de nuestra historia y apoyar a quienes deciden compartir su vida y esfuerzo en crear una familia.
Podemos por el contrario resignarnos a que nada puede cambiar y seguir en la senda de hipotecar nuestras vidas para pagar ladrillos, aspirar a un puesto de trabajo en la administración o negarnos a compartir nuestro proyecto vital por egoísmos para al final aspirar a jubilarnos a los 80 años.
Puede parecer que las soluciones llegarán del gobierno de turno, pero no es así. A nuestros representantes debemos exigirles ejemplaridad y que creen las condiciones necesarias para que la vivienda deje de ser un bien para la especulación y sea un derecho como recoge nuestra Carta Magna. ¿Cómo? Facilitando el suelo para construir pisos que puedan ser pagados reduciendo el 40% de la repercusión del suelo. Es necesario liberar a una generación de jóvenes de la losa que pesa sobre sus economías mileuristas y tambien apoyar sin reservas a quienes decidan generar su empleo y el de otros.
En la agricultura tenemos un buen ejemplo de las enormes posibilidades de generar riqueza, empleo y desarrollo en las zonas rurales si se crean las condiciones necesarias que garanticen a los productores la rentabilidad a su esfuerzo. El desarrollo de una agricultura ecológica, de una alimentación artesanal, de la implementación de nuevas energías, de un turismo que potencie los valores medioambientales y sostenibles, de las enormes potencialidades de la acuicultura o la revolución pendiente que conduzca a la menor dependencia energética son sin duda retos de presente y futuro que requieren del esfuerzo de todos.
Para salir de esta crisis debemos hacer un profundo examen de los errores cometidos y son muchos en una economía que premiaba la especulación a costa de un desarrollo que muestra su insostenibilidad y que aun hoy lucha por perpetuarse desde los acomodados despachos en Wall Street pasando por la ley del embudo a que se somete a los hombres y mujeres del campo. Pero no le quepa duda de que saldremos de esta crisis y lo haremos fortalecidos en la medida que seamos capaces de consesuar con esfuerzo nuestro destino.
Gonzalo Gayo