lunes, 27 de abril de 2009

UNA CUMBRE CONTRA EL PARO


La cifra de cuatro millones de parados debería ser causa suficiente para que todas las fuerzas políticas y agentes sociales de este país se sentaran entorno a una mesa para adoptar medidas que hagan frente a este tsunami financiero que azota la economía mundial y que afecta especialmente a las capas de población más débiles. Tras las sucesivas cumbres mundiales, habidas y por haber, queda pendiente la traslación de las políticas de diálogo, cooperación y consenso en nuestro país para salir cuanto antes de esta crisis.
Es urgente la coordinación de recursos entre las administraciones y un constante apoyo entre las mismas a la hora de hacer frente a esta pandemia que afecta especialmente al empleo y genera situaciones de exclusión social a miles de ciudadanos. También es preciso el concurso de los agentes sociales con el único punto del orden del día a día que es cómo generar más empleo frente a quienes pretenden arbitrar mecanismos para que la hemorragia no se detenga.
Es por ello que hay que estimular y arbitrar mecanismos para crear nuevas empresas, especialmente en aquellos sectores de futuro relacionados con las energías renovables, la agricultura ecológica, logística e infraestructuras, medio ambiente, atención social, acuicultura, nuevas tecnologías y enseñanza. Es preciso también que las administraciones y especialmente la europea valore el esfuerzo de una agricultura que sigue castigando al productor con el pago mínimo de sus cosechas mientras estas no hacen más que llenar los bolsillos de unos intermediarios que especulan con el esfuerzo ajeno en los canales de distribución. Es necesario que los agricultores exijan un comercio justo y establezcan alianzan estratégicas con aquellas cadenas comerciales que respeten el esfuerzo de los productores, sin descartar uan red propia de distribución.
Otro de los aspectos que requiere actuaciones urgentes es la burocracia que impera en las relaciones con las administraciones y especialmente a la hora de crear una empresa. El papeleo debe quedar reducido a la mínima expresión. En este sentido, el Ejecutivo prevé tener operativo un plan piloto de Ventanilla Única electrónica en octubre y al parecer cambiará de manera radical la forma en la que las empresas y los ciudadanos se relacionan con las administraciones. De hecho, la Ventanilla Unica es un mandato europeo cuyo objetivo es facilitar la información necesaria para crear empresas y la relación de estas con las administraciones.
En este sentido se ha creado un grupo de trabajo con 7 comunidades autónomas para el desarrollo del citado plan piloto que, una vez en marcha, se extenderá a lo largo de este mismo año al conjunto del sistema. De esta manera, al final de este año todos los servicios de la Administración General del Estado serán accesibles, desde cualquier lugar y en cualquier momento, por medio de Internet a traves de la llamada web 060 que ya permite el acceso directo a la totalidad de los servicios de la Administración del Estado y de un buen número de comunidades autónomas y ayuntamientos.
De hecho, la web 060 proporciona acceso, en la actualidad, a más de 1.200 servicios, atendiendo a una media de un millón ochocientas mil llamadas anuales, y ya son más de 1.600 las entidades locales y 13 las comunidades autónomas adheridas a su red de oficinas.
Para la creación de mayor empleo es necesario también disminuir las cargas que pongan freno a nuevas iniciativas empresariales. Desde el gobierno se anuncia el compromiso de una reducción de cargas administrativas, con el fin de alcanzar la reducción del 30 por ciento comprometida para el año 2012.
Este mismo mes de abril, el Gobierno ha aprobado un total de 78 medidas para reducir cargas que benefician directamente a autónomos, a empresas y a trabajadores. Es por ello que posiblemente lo peor de la crisis para España esté ocurriendo ahora, lo que sin duda hace más necesaria la unidad de todos para combatir la crisis. Las perspectivas económicas mundiales que anuncia el FMI apuntan una contracción del 3% este año, mucho más profunda que la que indican las previsiones del Gobierno y un tímido inicio de la recuperación a partir de 2011, si bien confía en que la recuperación llegará en 2010, con un crecimiento cercano al 2%. El FMI, que prevé que la recesión dure hasta 2010 y que la tasa de paro roce el 20%, calcula que, antes de que estallara la crisis del crédito, el sector financiero español contaba con un exceso de reservas de 24.000 millones de euros.
En cuanto al empleo debemos tener en cuenta que la población activa creció en el primer trimestre de 2009 un 2,3% con respecto al mismo periodo del año anterior, lo que sitúa la tasa de actividad en el 60,15%, y la tasa de actividad de la población de 16 a 64 años, en el máximo histórico de 74,2%. Este continuado incremento de la población activa en un momento de contracción económica no ha podido ser absorbido por el mercado de trabajo español, que inició 2009 con un descenso de la ocupación y un incremento del paro.
Por lo que se refiere al paro, 2009 empezó con 4.010.700 desempleados, 802.800 más que el trimestre anterior. La tasa de paró alcanzó en el último trimestre el 17,3% de la población activa y sin duda este debe ser el objetivo de todos, combatir el desempleo para salir de la crisis.
Gonzalo Gayo