lunes, 27 de abril de 2009

UNA CUMBRE CONTRA EL PARO


La cifra de cuatro millones de parados debería ser causa suficiente para que todas las fuerzas políticas y agentes sociales de este país se sentaran entorno a una mesa para adoptar medidas que hagan frente a este tsunami financiero que azota la economía mundial y que afecta especialmente a las capas de población más débiles. Tras las sucesivas cumbres mundiales, habidas y por haber, queda pendiente la traslación de las políticas de diálogo, cooperación y consenso en nuestro país para salir cuanto antes de esta crisis.
Es urgente la coordinación de recursos entre las administraciones y un constante apoyo entre las mismas a la hora de hacer frente a esta pandemia que afecta especialmente al empleo y genera situaciones de exclusión social a miles de ciudadanos. También es preciso el concurso de los agentes sociales con el único punto del orden del día a día que es cómo generar más empleo frente a quienes pretenden arbitrar mecanismos para que la hemorragia no se detenga.
Es por ello que hay que estimular y arbitrar mecanismos para crear nuevas empresas, especialmente en aquellos sectores de futuro relacionados con las energías renovables, la agricultura ecológica, logística e infraestructuras, medio ambiente, atención social, acuicultura, nuevas tecnologías y enseñanza. Es preciso también que las administraciones y especialmente la europea valore el esfuerzo de una agricultura que sigue castigando al productor con el pago mínimo de sus cosechas mientras estas no hacen más que llenar los bolsillos de unos intermediarios que especulan con el esfuerzo ajeno en los canales de distribución. Es necesario que los agricultores exijan un comercio justo y establezcan alianzan estratégicas con aquellas cadenas comerciales que respeten el esfuerzo de los productores, sin descartar uan red propia de distribución.
Otro de los aspectos que requiere actuaciones urgentes es la burocracia que impera en las relaciones con las administraciones y especialmente a la hora de crear una empresa. El papeleo debe quedar reducido a la mínima expresión. En este sentido, el Ejecutivo prevé tener operativo un plan piloto de Ventanilla Única electrónica en octubre y al parecer cambiará de manera radical la forma en la que las empresas y los ciudadanos se relacionan con las administraciones. De hecho, la Ventanilla Unica es un mandato europeo cuyo objetivo es facilitar la información necesaria para crear empresas y la relación de estas con las administraciones.
En este sentido se ha creado un grupo de trabajo con 7 comunidades autónomas para el desarrollo del citado plan piloto que, una vez en marcha, se extenderá a lo largo de este mismo año al conjunto del sistema. De esta manera, al final de este año todos los servicios de la Administración General del Estado serán accesibles, desde cualquier lugar y en cualquier momento, por medio de Internet a traves de la llamada web 060 que ya permite el acceso directo a la totalidad de los servicios de la Administración del Estado y de un buen número de comunidades autónomas y ayuntamientos.
De hecho, la web 060 proporciona acceso, en la actualidad, a más de 1.200 servicios, atendiendo a una media de un millón ochocientas mil llamadas anuales, y ya son más de 1.600 las entidades locales y 13 las comunidades autónomas adheridas a su red de oficinas.
Para la creación de mayor empleo es necesario también disminuir las cargas que pongan freno a nuevas iniciativas empresariales. Desde el gobierno se anuncia el compromiso de una reducción de cargas administrativas, con el fin de alcanzar la reducción del 30 por ciento comprometida para el año 2012.
Este mismo mes de abril, el Gobierno ha aprobado un total de 78 medidas para reducir cargas que benefician directamente a autónomos, a empresas y a trabajadores. Es por ello que posiblemente lo peor de la crisis para España esté ocurriendo ahora, lo que sin duda hace más necesaria la unidad de todos para combatir la crisis. Las perspectivas económicas mundiales que anuncia el FMI apuntan una contracción del 3% este año, mucho más profunda que la que indican las previsiones del Gobierno y un tímido inicio de la recuperación a partir de 2011, si bien confía en que la recuperación llegará en 2010, con un crecimiento cercano al 2%. El FMI, que prevé que la recesión dure hasta 2010 y que la tasa de paro roce el 20%, calcula que, antes de que estallara la crisis del crédito, el sector financiero español contaba con un exceso de reservas de 24.000 millones de euros.
En cuanto al empleo debemos tener en cuenta que la población activa creció en el primer trimestre de 2009 un 2,3% con respecto al mismo periodo del año anterior, lo que sitúa la tasa de actividad en el 60,15%, y la tasa de actividad de la población de 16 a 64 años, en el máximo histórico de 74,2%. Este continuado incremento de la población activa en un momento de contracción económica no ha podido ser absorbido por el mercado de trabajo español, que inició 2009 con un descenso de la ocupación y un incremento del paro.
Por lo que se refiere al paro, 2009 empezó con 4.010.700 desempleados, 802.800 más que el trimestre anterior. La tasa de paró alcanzó en el último trimestre el 17,3% de la población activa y sin duda este debe ser el objetivo de todos, combatir el desempleo para salir de la crisis.
Gonzalo Gayo

lunes, 20 de abril de 2009

RESPUESTAS A LA CRISIS ALIMENTARIA


No habrá una salida a la recesión mundial sin una solución global a la crisis alimentaria. La crisis económica está provocando un recorte de los precios alimentarios, pero este fenómeno es coyuntural, y podría empeorar la situación al debilitar los países en vías de desarrollo y al provocar una baja de las inversiones en agricultura, mientras que el número de personas que padecen hambre es cercano a 1.000 millones, según un informe de la ONU.
Es por ello que la producción mundial de alimentos debe doblarse para 2050 para evitar el riesgo de que la escasez y los altos precios dañen la estabilidad internacional. “Sin intervenciones inmediatas en agricultura y los sistemas de mercado vinculados, la crisis de 2007 se volverá estructural en sólo unas cuantas décadas” ha sentenciado un informe que ha reunido con urgencia a los ocho grandes, los titulares del G8 para tratar la crisis alimentaria.
El terremoto financiero que ha llevado a la recesión a los países mas ricos del planeta no tiene parangón con las devastadoras consecuencias que esta teniendo entre los países mas pobres que soportan el 80% de la población mundial y que apenas dispone del 20% de las riquezas del planeta. Y es que mientras en este primer mundo discutimos cuanto más o menos ricos seremos después de esta crisis, en el tercer mundo, sin alimentos, ni recursos financieros para adquirirlos se cuenta por millones las personas que tienen hambre. La volatilidad de los precios sigue siendo un elemento crucial para la seguridad de los alimentos en el mundo ya que puede condenar a millones de personas a combatir el hambre con más hambre.
El G8 afirma que hay una necesidad de un incremento rápido en la producción agrícola en los países en desarrollo e insta a redefinir el sector agrícola del futuro para garantizar el suministro. La redefinición del sector agrícola del futuro debe garantizar la seguridad alimentaria y evitar el hambre con alimentos sanos y de calidad.
Es necesario pues articular mecanismos que eviten que una vez superada la actual crisis económica, el aumento de los precios de las materias primas alimentarias sea aún más pronunciado que antes, lo que creará graves problemas en los Estados con rentas medio-bajas y con altos niveles inflacionistas, así como un notable incremento de los movimientos migratorios.
Es por ello que el G8 acaba de hacer un llamamiento al mundo para poner en marcha proyectos a corto y largo plazo para luchar contra la emergencia del hambre. Casi mil millones de personas sufren de hambre en todo el mundo y, según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año se producen tres millones de muertes de niños nacidos con un peso menor del aconsejable por falta de alimentos durante el embarazo.
En líneas generales, los participantes en la cumbre proponen un aumento de la productividad de los países en desarrollo, un refuerzo de las áreas rurales y una gestión coordinada de la producción internacional para hacer frente al aumento de precios y a la especulación con las materias primas alimentarias. Además, se insta a la protección de la identidad de los productos de todas las regiones del planeta.
Para contemplar el rostro de la pobreza no es necesario ir al tercer mundo, también en nuestras ciudades uno de cada cuatro menores de la Comunitat Valenciana vive en la pobreza, es decir, por debajo del 60 por ciento de la renta nacional media. Esta cifra se ha incrementado en los últimos años como consecuencia, fundamentalmente, de la llegada de inmigrantes que se encuentran desamparados.
En España, el índice de la pobreza infantil relativa alcanza ya el 24 por ciento, lo que significa que uno de cada cuatro niños -en total, 1.800.000- vive en el umbral de la pobreza o en situaciones de pobreza extrema. Del total, un 10 por ciento son niños que viven en pobreza extrema, esto es, por debajo del 40 por ciento de la renta media nacional. Unos datos escalofriantes que sin duda deben suponer una llamada urgente a la solidaridad de todos los ciudadanos para apoyar a las personas que más sufren en esta crisis en nuestras ciudades y en el mundo. Una respuesta que debe contar con el apoyo de las administraciones a la agricultura como sector estratégicos de presente y futuro.
Gonzalo Gayo

jueves, 16 de abril de 2009

EL FIN DE LA RECESION


La Semana Santa se ha convertido para muchos en un test para tomar el pulso a la recesión y los cierto es que hay síntomas de esperanza en la reactivación del consumo. Con el cartel de casi al completo en esta semana de procesiones, playa y montaña los analistas empiezan a considerar que la recesión puede ser mas corta de lo que muchos piensan. Hasta los mercados financieros se han tomado un respiro y en apenas un mes acumulan un 27% de ganancias en nuestro país e incluso en EEUU, donde se sitúa el epicentro de este terremoto financiero que ha causado una de las crisis más destructivas en empleo en las últimas décadas. Se oyen voces de optimismo.
Los gurus de Wall Street afirman que el fin de la recesión estadounidense está próximo, pero el momento exacto de la recuperación y su intensidad dan lugar a pronósticos muy diversos. El presidente Barack Obama afirmó la semana pasada que comenzaba a observar un rayo de esperanza para una economía que entró en recesión en diciembre de 2007 frente a diciembre de 2008 en España.
El presidente norteamericano es consciente que empieza a constatarse signos de esperanza e insta a la población a ser tenaces para no flaquear ante las dificultades, “estoy convencido de que encarrilaremos la economía nuevamente”, proclamó Obama apoyándose en cifras que muestran un aumento del número de préstamos acordados a las pequeñas empresas, y en los supuestos efectos del paquete de estímulo presupuestal de 787.000 millones de dólares para tres años que promulgó en febrero pasado.
Según el pronóstico que se desprende de la investigación de coyuntura mensual realizada por el prestigioso diario 'The Wall Street Journal' entre 54 economistas, la recesión finalizará en menos de seis meses, para después de verano. Los economistas prevén que la recesión acabará a finales de septiembre, aunque la mayoría de ellos dicen que la economía no se recuperará lo bastante para que disminuya el paro antes de mediados de 2010, según señala el prestigioso rotativo financiero.
Según esta investigación, el PIB retrocederá a un ritmo anual del 5% en el primer trimestre y disminuirá todavía un 1,8% en el segundo, antes de crecer un 0,4% a partir del tercer trimestre y un 1,6% durante el cuarto.
Otros analistas apuntan que la reactivación será vigorosa ya que señalan que desde 1947 todas las recesiones fuertes estuvieron seguidas por recuperaciones fuertes. Según estimaciones realizadas, el PIB progresó en datos acumulados un 7,7% en los seis primeros trimestres que siguieron a las nueve recesiones precedentes.
La mayoría de los economistas consultados por The Wall Street Journal, el 35%, estima que el crecimiento será lo suficientemente fuerte para reducir el paro a partir del tercer trimestre de 2010, frente a un 24% que cree que se hará desde el segundo trimestre, y un 14% desde el primero. La tasa de paro norteamericana que hoy se sitúa en el 8,5%, su nivel más alto desde 1983, podría alcanzar el 10% de aquí a finales de año para a continuación empezar a crear empleo neto por lo que muchos señalan que la recuperación ya está a la vista.
Mientras tanto, la economía europea no invita al optimismo en los últimos datos ya que se contrajo en el último trimestre de 2008 más de lo previsto hasta sumirse en simas no vistas en décadas. Son ya 14 los países comunitarios hundidos en la recesión y los analistas aventuran que en este primer trimestre de 2009 ha continuado el ahondamiento recesivo. Estos 14 suman cerca del 70% del PIB de la UE y España es uno de los últimos países en entrar en recesión.
Eurostat, la agencia estadística europea, certificó que el producto interior bruto (PIB) de los 15 de la eurozona cayó el 1,6% en el trimestre otoñal y el 1,5% en el conjunto de la Unión Europea. Entre los grandes Estados europeos, únicamente Francia se salva de la recesión al haber registrado un único trimestre negativo, en concreto, el último de 2008. Los datos macro de España son peores que la media en algunos renglones para el cuarto trimestre de 2008 ya que llegamos más tarde a la lista de paises en recesión pero en los meses transcurridos se sufre de manera más intensa con una mayor caída en el consumo privado, más acusada retracción en la inversión, peor comportamiento de las exportaciones y, como para compensar lo anterior, mayor desaceleración de las importaciones. En conjunto, el PIB español retrocedió un 1% en el cuatro trimestre de 2008, frente a una media del 1,6% para la zona euro.
La economía va a seguir deprimiéndose pero el final esta próximo. Una prognosis elaborada conjuntamente por el instituto alemán de investigación económica Ifo, la agencia estadística francesa INSEE y el centro italiano ISAE estima que el PIB de la eurozona se contrajo el 1,9% entre enero y marzo pasados y apuntan también que la crisis europea ya ha tocado fondo porque en primavera se retraerá ya el 0,6% y en julio-septiembre lo hará sólo el 0,2%. De ser así resultaría que los deseos y las medidas adoptadas por los Gobiernos comienzan a dar sus frutos como ocurre en el Plan E del gobierno español, donde las ayudas a la modernización y financiacion de las empresas estás teniendo una gran aceptación.
Si bien los datos del día a día no invitan al optimismo, todo apunta a que lo peor de la recesión ha pasado si somos capaces entre todos de enderezar la situación ya que en la medida que exista coordinación de esfuerzos, colaboración y unidad saldremos antes de la recesión y crearemos empleo.

Gonzalo Gayo

lunes, 6 de abril de 2009

EL INICIO DE UNA NUEVA ERA


Gonzalo Gayo

Una semana para la historia. El viaje de Obama a Europa y la cumbre del G-20 no han defraudado en los compromisos adquiridos y también en el acercamiento de las relaciones de España y EEUU en este nuevo tiempo que ahora comienza. Un nuevo tiempo histórico que aborda los grandes retos del cambio climático, de unas nuevas relaciones basadas en la alianza de civilizaciones, en el desarrollo de las los países emergentes y una mejor distribución de la riqueza ya que el 20% de la población controla el 80% de la riqueza en el mundo. En estos días se ha hablado también de desarme nuclear a nivel mundial y como no de una crisis que tendrá respuesta global potenciando la lucha contra los especuladores y paraísos fiscales y potenciando la productividad y el empleo mediante fuertes inversiones públicas lo que sin duda debería también beneficiar a la agricultura, que es lo que nos ocupa y preocupa.
Los líderes de las grandes potencias económicas y de los países emergentes han acordado en Londres ampliar los recursos del Fondo Monetario Internacional, apoyar el comercio mundial y crear un nuevo Consejo de Estabilidad Financiera para hacer frente a la actual crisis financiera y abrir un nuevo tiempo en la economía mundial. España aportará unos 4.000 millones de euros para ayudar a los países en desarrollo que necesiten financiación y apoya también el acuerdo alcanzado para fijar las bases de un nuevo orden financiero internacional que generará la confianza necesaria para que la recesión toque fondo en el segundo semestre del año.
Las medidas aprobadas ponen de manifiesto que hay una voluntad de acuerdo por parte de las grandes economías del mundo que representan a más del 80% del Producto Interior Bruto mundial para impulsar planes poderosos de inversión pública, para fomentar la demanda y para luchar contra el desempleo. Un desempleo que si bien no encontró hueco en la agenda del G 20 en Londres, deberá contar con medidas y planes especiales para la próxima cumbre en Nueva Cork, este próximo otoño.
El G-20 se ha centrado pues en la crisis financiera y ha decidido establecer un nuevo Consejo de Estabilidad Financiera que tendrá más poderes que el actual y establecerá una nueva regulación del Sistema Financiero Internacional que debe ser más estricta, más rigurosa y ha de extenderse a todos los productos financieros para evitar que la especulación de unos pocos la acaben pagado todos. En este sentido el G-20 haya acordado asumir la lista de paraísos fiscales, publicada por la OCDE, con el objetivo de poner fin a toda una etapa de transparencia e impunidad que era inadmisible y que sin duda será objeto de una lucha sin cuartel. España aportará 4.000 millones al FMI para ayudar a los países con menos recursos a superar la crisis ya que en esta crisis, quienes más lo sufren son los que menos recursos tienen, especialmente en África y los países emergentes.
El presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero considera que España, tras las cumbres de Washington y Londres, ha consolidado su posición en el G-20 como una potencia de ámbito internacional y que nuestro país volverá a ser invitado en la próxima reunión en otoño en Nueva York.
También el encuentro mantenido entre el jefe del Ejecutivo y el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha permitido contrastar la cercanía en muchas de las posturas que mantienen ambos mandatarios para afrontar la crisis así como en el desarrollo de un nuevo tiempo histórico en las relaciones del mundo. Zapatero ha destacado sobre Obama su capacidad de diálogo, su voluntad de entendimiento y su visión de las cosas va ser muy positiva para España en tanto el mandatario norteamericano ha sellado su amistad con el presidente español tras años de desencuentros en la diplomacia.
La reunión de 45 minutos en Praga tendrá sin duda profundas consecuencias positivas en el inicio de una nueva agenda en las relaciones de ambos países y en el inicio de una nueva era y un nuevo tiempo. Obama no ha deparado en elogios hacia el presidente español al que llama “amigo mío” y añade que ha disfrutado trabajando estos días con él por su “seriedad y responsabilidad”.
El tan deseado encuentro ha contado también el apoyo de Zapatero para lograr un orden mundial de paz y un orden mundial más justo que luche contra la pobreza y dé a las generaciones futuras un tiempo mejor. Además, el presidente del Gobierno ha manifestado a Obama que se abre un “nuevo tiempo en las relaciones entre España y EE.UU.”.
Zapatero asegura que las ideas y discursos de Obama tienen “un alcance histórico” y en este sentido ambos líderes coinciden en señalar que la diplomacia y reuniones de esta semana pasada han sido extraordinariamente positiva para el futuro del orden internacional ya que se ha confirmado la capacidad de los grandes países para hacer frente a una crisis económica sin precedentes y el cambio climático.
La primera visita de Obama ha Europa no ha defraudado dada las propuestas lanzadas también en la reforma de la OTAN para luchar juntos en asuntos como la paz. El empeño antinuclear y desarme lanzado por Obama ha producido una gran satisfacción así como el apoyo a Turquía para entrar en la Unión Europa y afianzar así la Alianza de Civilizaciones. El alcance histórico de las ideas que representa Obama y la nueva administración norteamericana se prolongarán durante mucho tiempo en lo que sin duda es el comiendo de una nueva era para un mundo más justo y próspero con todos.