lunes, 7 de diciembre de 2009

SALVAR EL PLANETA



Los países industrializados y las potencias emergentes han anunciado en los últimos meses planes para limitar sus emisiones de dióxido de carbono (CO2), pero la realidad es que ni en el mejor de los casos se llegaría a los niveles aconsejados para salvar el planeta. La cumbre del clima de Copenhague que se celebra estos días evidencia que hace falta un mayor esfuerzo. En el informe de Nicholas Stern estima que el cambio climático podría suponer para la economía mundial un coste mayor que el coste total de las dos guerras mundiales y la Gran Depresión.
Si todo sigue igual, es probable que hasta 4.000 millones de personas, casi la mitad de la población mundial, sufran una seria escasez de agua, debido en gran parte a la reducción del 60% de los glaciares en el hemisferio norte. También habría un aumento en la sequía y la desertificación.
Esto tendría un impacto devastador en la producción agraria y en nuestra capacidad para alimentarnos. Además, previsiblemente daría lugar al desplazamiento de un gran aumento de personas: se prevé que, para 2050, pueda haber hasta 200 millones de emigrantes debido, ni más ni menos, al aumento de los niveles de mar y sin contar las impredecibles oleadas humanas provocadas por la falta de agua.
España está en la primera línea del frente del calentamiento y será el país europeo en el que más se reducirá la precipitación si no se limitan las emisiones de gases de efecto invernadero. Así lo establece el informe Ensembles, de la Comisión Europea y en el que 66 institutos han aplicado a Europa los últimos modelos de predicción del clima. La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) predice que eso supondrá una reducción de lluvias de entre el 20% y el 25% a final de siglo lo que sin duda tiene unas consecuencias en la agricultura y tambien en el medio ambiente.
En los próximos años, el Guadalquivir tendrá un 8% menos de caudal, según la instrucción de planificación hidrológica que ha hecho el Ministerio de Medio Ambiente Rural y Marino. Los hay peores: el Guadiana perderá un 11%. Y mejores: el caudal del Ebro disminuirá un 5%, el Duero un 6% y el Tajo un 7%. Las previsiones que hacen los expertos señalan que para mitad de siglo el Guadalquivir habrá perdido ya un 15% de su caudal actual y sin embargo las necesidades crecen y los episodios de sequías amenazan.
Las inversiones verdes son precisamente la clase de inversiones que necesitamos si vamos a crear una economía más estable, sostenible y más previsible en el futuro. La buena noticia es que los países, regiones y empresas que reconocen y aceptan ahora el reto de adaptarse a la nueva economía baja en carbono del futuro serán los más competitivos y prósperos.
El mercado mundial de bienes y servicios medioambientales y bajos en carbono ya está valorado en unos 3,3 billones de euros. En el Reino Unido supone el 7,4% de nuestro PIB y da empleo a unas 880.000 personas. En 2008, por primera vez la energía verde superó a los combustibles fósiles en lo que respecta a las inversiones mundiales en la generación de energía, de las cuales la energía eólica, la solar y otras tecnologías limpias representaron inversiones de 94.000 millones de euros (en comparación con los 74.000 millones de euros invertidos en gas y carbón).
Empresas españolas de energías renovables están consiguiendo gran parte de esos nuevos negocios, ayudando a mantener unos 200.000 puestos de trabajo españoles, y los planes recientemente anunciados por el Gobierno de ampliar tecnologías establecidas tales como la energía eólica, así como tecnologías punta tales como la energía termo solar, demuestran que esa cifra puede aumentar considerablemente.
La comunidad internacional tiene que actuar ahora, con visión y determinación. La Cumbre de Copenhague tiene que lograr un acuerdo integral y políticamente vinculante con cifras y compromisos claros.
Los negociadores del clima y los políticos deberán llegar a un acuerdo sobre la manera de limitar el calentamiento global a 2 grados Celsius (2ºC) y de reorientar la economía mundial para que en 2050 las emisiones globales de carbono se reduzcan en al menos un 50% comparado con los niveles de 1990. Sin embargo, la modestia de los compromisos expresados ha sido duramente criticada; mientras Washington ofrece una reducción de un 17% de GEI con respecto a los niveles de 2005 para el 2020, China espera reducir un 40% de sus emisiones por cada unidad del PIB para el 2020, disminuyendo su “intensidad de carbono”. La ONU calcula que los países ricos, que son los grandes responsables, deberían reducir sus emisiones entre un 25% y un 40% en el 2020 con respecto a los niveles que había en 1990. A más largo plazo, hacia el 2050, la reducción debería llegar al 50%. Entre los ricos, sin embargo, solo se muestran dispuestos a intentarlo la UE, que propone una reducción del –20% en el 2020 (–30% si el esfuerzo es compartido internacionalmente), y Japón (–25%).
Los científicos advierten que cuando un niño nacido hoy cumpla 50 años, el mundo podría haberse calentado hasta 2,5ºC por encima de los niveles preindustriales. Esto desencadenaría dramáticos cambios que alterarían radicalmente la forma en que vivimos. En nuestras manos esta evitarlo. Juntos podemos lograrlo.

Gonzalo Gayo

lunes, 30 de noviembre de 2009

UN NUEVO RUMBO PARA LA ECONOMIA


El pasado viernes el gobierno presentó el anteproyecto de ley de Economía sostenible cuyo objetivo fundamental es sentar las bases para un modelo de desarrollo y crecimiento de la economía española más sostenible. De esta estrategia formará también parte un Fondo de Capital de veinte mil millones de euros, gestionado por el Instituto de Crédito Oficial, y un programa de reformas estructurales con un horizonte de diez años. El texto aprobado tiene abiertas las puertas para su enriquecimiento con aportaciones de las comunidades autónomas, agentes sociales y profesionales a lo largo de su tramitación y que deberá contar con las reivindicaciones históricas que los agricultores hagan de este sector un pilar estratégico y rentable en su actividad.
La Ley aspira a fomentar la competitividad, fortalece la supervisión financiera, lucha contra la morosidad, aporta transparencia en las remuneraciones de las sociedades cotizadas y facilita la contratación público-privada pero sin embargo adolece de referencias concretas a sectores como la agricultura y especialmente en aspectos como los abusos de las redes comercialesen los precios de origen a los agricultores.
El nuevo rumbo de la economía española recoge los vientos de la innovación e introduce criterios de ahorro y eficiencia energética y de movilidad sostenible. Para ello se recurre a incentivos fiscales por inversión en I+D+i que pasa del 8 por 100 al 12 por 100 en las deducciones. Además se aplica el IVA reducido a las reformas para mejorar la eficiencia energética o el ahorro de agua y se establece una nueva deducción en el IRPF del 10 por 100 para este tipo de obras.
El anteproyecto de Ley recoge un amplio conjunto de cambios normativos destinados a mejorar la recuperación económica e incorpora un conjunto de reformas estructurales que facilitarán que las empresas y los agentes económicos españoles orienten su actividad hacia sectores con potencial de crecimiento a largo plazo, generadores de empleo y sostenibles desde un punto de vista económico, social y medioambiental.
Uno de los principales objetivos de la nueva norma es establecer principios de buena regulación económica para crear un marco normativo estable y predecible con bajo nivel de cargas administrativas y es en este apartado donde los agricultores deberían incluir un órgano que regule el comercio justo hacia los agricultores ante las posiciones de oligopolio de las grandes superficies. Una cuestion que tambien deberia planearse al comisario europeo de la Competencia y vicepresidente de la Comisión, Joaquin Almunia, recien nombrado en el cargo.
La contratación pública y colaboración público-privada es objeto de atención en esta ley a fin de introducir mayor transparencia, cumplimiento en las condiciones y una reduccion en el tiempo de morosidad de la administración. Así los modificados no podrán superar el 20 por 100 y se obliga a las Administraciones a abonar el pago en los treinta días siguientes a la expedición de las certificaciones de obras. Transparencia que llegará tambien a los consejos de administración de las sociedades y que obliga a publicar las remuneraciones individuales de cada consejero y su aprobación ante junta de accionistas.
La Ley persigue también una reducción de un 20 por 100 de las emisiones de gases de efecto invernadero y de un consumo del 20 por 100 de energías renovables sobre el total de consumo de energía bruto, para el año 2020, que se conseguirá con al menos un 10 por 100 de consumo de energías renovables en el consumo del sector transporte.
La vivienda recoge tambien profundas reformas ya que a partir de enero de 2011 se modifica la deducción por adquisición de vivienda habitual, limitándola a las rentas inferiores a 24.107,20 euros. Los contribuyentes que adquirieran su vivienda habitual antes del 31 de diciembre de 2010 podrán continuar con las deducciones del sistema actual. Además se equipara la deducción por alquiler respecto de la deducción por compra de vivienda. Se aplicara el IVA reducido en las obras de rehabilitación para mejorar la eficiencia energética, el uso del agua y la accesibilidad de las viviendas así como una nueva deducción en el IRPF del 10 por 100 para estas causas.
La nueva Ley de Economía Sostenible incorpora el mantenimiento con carácter indefinido de la deducción medioambiental en el Impuesto sobre Sociedades que pasará del 4 por 100 al 8 por 100 y se incluyen las inversiones que eviten la contaminación acústica.
Interesante resulta también la reducción de los plazos y el coste para crear una empresa cuya tramitación en el caso de las Sociedades de Responsabilidad Limitada se podrán constituir en un día con un coste burocrático máximo de 100 euros.
Se trata pues de un paquete de medidas que puede y debe ser mejorado desde la participación de todos los sectores productivos, y especialmente de la agricultura como sector estratégico ya que de momento su capítulo en la nueva ley debe ser escrito en negro sobre blanco en las próximas semanas para su incorporación. La nueva ley nace con la voluntad de la participación de todos sea cual sea su color político para conseguir entre todos más riqueza, más estabilidad, más competitividad, más responsabilidad ambiental, más empleo y más bienestar social en los próximos diez años. Un reto que sin duda beneficiara a todos en el inicio de una recuperación anunciada.
Gonzalo Gayo

lunes, 16 de noviembre de 2009

UN NUEVO CAMINO HACIA LA ECONOMIA SOSTENIBLE


Dejamos atrás la recesión pero no así las causas que nos llevaron hace un año a sufrir la primera gran crisis global del siglo XXI. Las principales economías del mundo dejan atrás los números rojos en el crecimiento económico tras haber dejado en la cuneta del mercado laboral a millones de desempleados y una profunda herida que tardará en cicatrizar.
Dejamos atrás la crisis al son de una población mundial que crecerá a un ritmo del 50% en los próximos 25 años y que demandará más bienes, servicios y energía siendo China, India y los paises asiáticos los nuevos motores de este crecimiento. Sin embargo, los grandes mandatarios siguen sin dar respuesta a los grandes interrogantes en el uso de nuevas energias, el cambio climático, las necesarias respuestas de una agricultura que deberá atender a casi 9.000 millones de personas en 2040 y una economía sostenible. Todos ellos son retos ineludibles en este nuevo tiempo.
Es por ello que seguiremos expuestos a nuevas crisis energéticas, hambrunas e incluso a la destrucción masiva de empleo en tanto no sepamos como alcanzar la independencia energética con las energias renovables o el desarrollo de las enormes posibilidades que ofrece la era del hidrógeno e incluso abordar nuevos nichos de empleo que ofrece la economía global.
Tanto la Eurozona como los 27 países de la Unión Europea han dejado atrás las cifras negativas en las tasas de PIB y registra datos de un 0,4 por ciento y 0,2 por ciento de crecimiento trimestral respectivamente. Dos importantes potencias de Europa, Alemania y Francia, han superado la recesión y se encuentran con datos positivos de 0,7 por ciento y 0,3 por ciento respectivamente. Sin embargo, otros grandes de Europa como España y Reino Unido se han quedado atrás con un -0,3 y -0,4 por ciento respectivamente. La UE está saliendo de la recesión y es importante que se articulen medidas que fomenten el crecimiento sostenible y el empleo.
El inicio de esta recuperación se debe principalmente a las mejoras en el comercio mundial y en las condiciones financieras. También la política monetaria y el gasto público están estimulando la actividad. El año que viene, varios factores frenarán el crecimiento y bajará la demanda de bienes y servicios en la UE. Entre esos factores están las tasas cada vez mayores de desempleo y la necesidad de reducir la deuda, tanto de las familias como de las empresas.
Se prevé que en 2010 el desempleo en la UE alcance el 10,25% y el déficit público aumente hasta un 7,5% del PIB. También se espera que los precios al consumo aumenten después de estancarse durante la recesión, pero la inflación aún se mantendrá relativamente baja. Las diferencias de inflación entre países serán menos pronunciadas que antes de la crisis.
No obstante, la recuperación podría acentuarse espectacularmente en los próximos meses, aunque queda por ver si podrá sostenerse, si somos capaces de articular las necesarias medidas de apoyo a una nueva economía que sea lo mas independiente posible de la energia procedente del petroleo.
El viejo continente se sumó a Estados Unidos y Japón en dejar atrás la recesión, aunque a un ritmo menos contundente. La primera economía mundial creció un 0,9% en el tercer trimestre mientras que Japón del 0,6%.
América Latina sale de la recesión y prevé crecer en 2010 un 2,9 por ciento, lo que equivale a unas pérdidas cercanas a los 150.000 millones de dólares. Brasil, reforzado en su posición de locomotora de la región, Chile, Perú, Uruguay y Colombia son los mejor posicionados en la parrilla de salida para alejarse de la crisis.
La solidez de las economías de Asia está liderando la recuperación económica mundial y el crecimiento del PIB de Asia será del 5¾% el próximo año, casi el doble de la tasa de 3% proyectada para el economía mundial. Para mantener estos avances a largo plazo, Asia deberá adaptarse a los nuevos desafíos planteados por la economía de poscrisis.
Sin embargo, Estados Unidos y China, los mayores contaminantes del mundo y que anuncian el inicio de su recuperación apenas han tardado unos días para anunciar el fracaso de la conferencia del clima que se celebrará el mes próximo en Copenhague, lo que sin duda constituye un error histórico y una seria amenaza para el futuro próximo en la economía mundial. Ni China, ni EEUU han aprendido la lección de un año de recesión.
Los líderes de ambos países, apoyados por algunas de las principales naciones emergentes del mundo, han comunicado este domingo en Singapur al Gobierno de Dinamarca que no será posible conseguir en esa ocasión un acuerdo vinculante que permita la reducción de emisiones de dióxido de carbono. Un gran error que sin duda pagaremos todos.
Dentro de unas semanas se reúnen en Copenhague los principales dirigentes del mundo para pactar un acuerdo que permita un uso racional de los recursos disponibles y el necesario respeto al equilibrio de la naturaleza ante el calentamiento y contaminación del planeta. Un acuerdo que se antoja complicado si seguimos en la senda de los egoísmos que acabaremos pagando a un alto precio.
Gonzalo Gayo

martes, 10 de noviembre de 2009

SALIMOS DEL TUNEL DE LA CRISIS


La economía mundial despierta tras un año de pesadillas provocadas por una recesión que se ha cobrado una enorme factura en perdidas de empleos y confianza en nuestro país. Pero la salida del túnel esta cerca y ya hay quienes han visto la luz tras un año de demasiadas sombras.
El índice compuesto de indicadores líderes de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) correspondiente al pasado mes de septiembre muestra fuertes signos de recuperación en todas las principales economías. En concreto, el indicador compuesto para el conjunto de la OCDE alcanzó los 100,6 enteros, frente a los 99,3 puntos de agosto, y se sitúa 3,4 puntos por encima del dato de hace un año.
En el caso de España, el indicador compuesto de la OCDE registró en septiembre su novena subida mensual consecutiva y se situó en 102,7 enteros, frente a los 101,5 puntos de agosto y 6,4 enteros por encima del nivel de hace doce meses. Italia, Francia, Reino Unido y China son los países que están registrando señales más claras de recuperación a las que se suma Canadá y Alemania. La recuperación se empieza también a hacer visible en EEUU y Japón así como en los demás países de la OCDE, si bien la creación de empleo avanza a un ritmo menor.
La recuperación económica global ha comenzado y llega de la mano de aquellos países que tiran con más fuerza de las exportaciones mientras se observa que en los países desarrollados también los consumidores comienzan a comprar bienes duraderos y las grandes compañías a ejecutar proyectos de inversión retrasados. A ello, sin duda ha contribuido los recortes en el precio del dinero pero también el incremento de una población mundial que demanda más bienes y materias primas. De hecho, los grandes paises emergentes como la India y China van a tirar de la economía mundial y serán artífices de un nuevo equilibrio en la economía global.
Es por ello importante que España recobre la confianza en sus posibilidades y especialmente por la vía rápida en la mejora de las exportaciones, como esta sucediendo. De hecho, en la Europa que pertenecemos ya se esta produciendo la creación neta de empleo. En total, la antigua Europa de los 15 generó dos millones de puestos de trabajo en el último año, muchos de ellos en Reino Unido y Alemania.
España es sin duda uno de los países que más ha sufrido el envite de esta crisis, pero también será de los que más crezcan si somos capaces de creer en nuestras posibilidades y generar el necesario clima de confianza como bien practican nuestros vecinos. Es por ello importante que el conjunto de las administraciones se corresponsabilicen en el objetivo común de luchar contra el paro. Es preciso que desde las organizaciones empresariales se asuma la responsabilidad social del empresario a la hora de evitar más despidos, como se practica en países como Alemania.
Nuestro país ha logrado en los últimos años y sin apenas reconocerlo el liderazgo europeo en la agricultura ecológica y también se ha convertido en una potencia mundial en energías renovables, como también lo es en desaladoras, ingeniería y arquitectura civil o en biomedicina. Se están dando pasos, que en algunos casos nos sitúan en una vanguardia que marcara un nuevo tiempo.
Sin embargo, ha bastado apenas un año para contemplar como se desmorona un modelo basado en la especulación del ladrillo y que ha supuesto una autentica sangría en la perdida de empleos. Es nuestra particular crisis que debemos combatir con esfuerzo añadido y la convicción de que entre todos lo conseguiremos. Será antes de lo que muchos piensan si somos capaces de entender que hay retos que transcienden a las personas e incluso a los gobiernos para convertirse en objetivos de todos con sacrificio y la solidaridad necesaria para salir adelante.
En peores encrucijadas nos hemos visto y esta no será la ultima, pero una vez mas esta a prueba el coraje de quienes no se resignan y luchan por un nuevo tiempo que permita situar a nuestro país en la vanguardia de los países más desarrollados, sin mas ladrillo, ni atajos. Podemos si queremos pero siendo conscientes que esta crisis ha dejado en la cuneta a un millón y medio de trabajadores por lo que es necesario el esfuerzo solidario de todos.
Nuestros vecinos europeos ya lo están haciendo y con éxito, poniendo a prueba la capacidad de entendimiento entre partidos, agentes sociales y el compromiso de una sociedad dispuesta a arrimar el hombro. Así ha sido y es en Alemania, en el Reino Unido y hasta en la convulsa Italia y esperemos que un dia no muy lejano entendamos en nuestros país que es hora de un gran pacto por el empleo, la lucha contra la corrupción y la generación de riqueza. Es posible si creemos en ello.
Este martes, los ministros de Economía de la UE se reúnen para tomar el pulso a la crisis y adoptar nuevas medidas. Es hora de que los señores del Ecofin aborden el problema del paro, o si lo prefieren la quiebra de la economía de miles de familias como lo han hecho con prontitud y celeridad con la gran banca y el sector financiero. Es hora que los 27 coordinen sus estrategias para que la salida de la crisis llegue en primer lugar a los ciudadanos y después a quienes sucumbieron a la especulación e ingeniería financiera. Es hora de que se establezcan planes de fomento de empleo, de nuevas infraestructuras y de apoyo a la agricultura productiva y nuevos sectores de futuro en vez de esquilmar las cuentas públicas para salvar los balances de unos pocos.
Gonzalo Gayo

viernes, 6 de noviembre de 2009

POR EL INTERES DE EUROPA FELIPE PRESIDENTE



Más de 8.000 ciudadanos-as pedimo a las autoridades europeas que Felipe González sea el primer presidente de la UE. Tras la ratificación del Tratado de Lisboa por parte de la República Checa y la entrada en vigor del mismo, el próximo 1 de diciembre queda despejado el camino para la elección del presidente de la UE en las dos próximas semanas. Es por ello que pedimos que se tenga en cuenta la voz y opinión de más de 8.000 ciudadanos –as que a traves de facebook insta un liderazgo sólido y solvente en la UE ante los importantes retos que afrontará Europa en los próximos años. Un liderazgo que sin duda cuenta con las máximas garantías en la persona de Felipe González habiendo protagonizado la mayor transformación social en la historia de España y en la cohesión de Europa.
El expresidente del gobierno español ha contribuido decisivamente a la construcción de Europa. Cabe citar en el 20 aniversario de la caída del Muro de Berlín, las recientes palabras de su alcalde que manifestó en la entrega del Premio Príncipe de Asturias a la Concordia el “agradecimiento del pueblo alemán” a la contribución de González a la reunificación de Alemania y que bien recordará el excanciller Helmut Kolh. Recordar también que fue con González, bajo la presidencia española, cuando nacio el euro o anteriormente los mecanismos de solidaridad como los fondos de cohesión, entre otros hitos en la construcción de una Europa prospera y cohesionada.
El presidente francés Sarkozy, asi como el ex comisario britanico Patten y otros líderes europeos han manifestado públicamente que Felipe González sería un excelente candidato para presidir la UE y a cuyas palabras nos sumamos más de 8.000 ciudadanos que pedimos también el máximo consenso ya que sin duda será lo mejor para Europa y los ciudadanos europeos.
No nos cabe la menor duda que ante una propuesta consensuada por los líderes europeos Felipe González asumirá su responsabilidad ante los ciudadanos y ante la historia, como siempre ha hecho. De hecho, ostenta la presidencia del grupo de sabios que en junio de 2010 dará a conocer las directrices que debe seguir Europa hasta el año 2030.
González contribuirá como presidente a fortalecer las instituciones europeas y su contacto con los ciudadanos, así como las necesarias respuestas que Europa debe dar ante la crisis económica, la dependencia energética, o el estado de bienestar, derechos y deberes de los ciudadanos europeos.
Las más de 8.000 adhesiones al grupo de facebook FELIPE GONZALÉZ PRESIDENTE DE LA UE se han producido especialmente en España, Europa, Iberoamérica y el mundo árabe. Destacan también las adhesiones de diputados, eurodiputados y senadores, así como personalidades de la cultura y la política internacional como la Internacional Socialista, entre otros constituyendo así en un tiempo record de casi un mes uno de los grupos con más seguidores y de mayor participación en la red social.

Por el interés de Europa y de los europeos apoyamos a Felipe Gonzalez para Presidente de la UE.

Gonzalo Gayo
Administrador-creador del grupo en facebook

FELIPE GONZALEZ FOR PRESIDENT OF THE EU.
http://www.facebook.com/group.php?gid=112958178997

miércoles, 14 de octubre de 2009

Blog Action Day: JUNTOS CONTRA EL HAMBRE EN EL MUNDO




El último informe de la FAO advierte a los gobiernos de todo el mundo que la producción de alimentos tendrá que aumentar considerablemente en los próximos años para hacer frente a la creciente población del planeta. Concretamente se estima que deberá aumentar 70 por ciento en los próximos 40 años para atender la demanda de alimentos de más de nueve mil millones de personas, además de encarar las consecuencias del cambio climático.
Es por ello que sorprende como desde Bruselas se siguen lanzando mensajes para reducir cosechas y cultivos mientras se castiga a los agricultores con la escasa rentabilidad que reporta tanto esfuerzo.
Una política que nos conduce por el camino equivocado y sin el necesario relevo generacional que permita atender la fuerte demanda que se nos avecina y las crisis alimentarias que pueden azotar al mundo si no somos capaces de articular respuestas.
La FAO nos ha devuelto a la realidad tras el Foro de Expertos de Alto Nivel que ha tratado “Cómo alimentar al mundo en 2050” y en el que se advierte que el crecimiento exponencial de la demanda de alimentos se verá agravada por una agricultura mundial que sufrirá las consecuencias del cambio climático ante el predecible aumento de las temperaturas, mayor variabilidad del régimen de lluvias y fenómenos climáticos extremos más frecuentes. Los expertos señalan que el efecto combinado del crecimiento demográfico, el fuerte aumento de los ingresos en países como China, Brasil e India, o huída de población rural a las grandes ciudades va a provocar una demanda de casi el doble de alimentos, piensos y fibra.
Desde este organismo de Naciones Unidas se apunta que la agricultura no tendrá más alternativa que ser más productiva para hacer frente a una demanda que va a crecer exponencialmente en los próximos años. Mientras en Europa se recorre el camino en sentido contrario y las consecuencias pueden ser de extrema gravedad sino se reacciona a tiempo.
Pasaremos de 6.000 millones a 9.000 millones de habitantes en el planeta mientras el cambio climático se encargará de reducir la disponibilidad de agua, incrementará las plagas y enfermedades de animales y plantas, según señala la FAO. Ademas, se apunta que los efectos combinados del cambio climático pueden llevar a una reducción potencial de la producción de hasta el 30 por ciento en África y del 21 por ciento en Asia mientras crece exponencialmente su población lo que sin duda generará tensiones sociales, migraciones y hambrunas.
A ello se suma el mercado de los biocombustibles, con una producción que se incrementará en cerca del 90 por ciento durante la próxima década y alcanzará 192.000millones de litros en 2018 lo cual provocará nuevos episodios de crisis alimentarias que sufrirán los países mas pobres, especialmente en Africa.
Se calcula que serán necesarios 44.000 millones de dólares anuales de ayuda al desarrollo para inversiones en agricultura en los países en desarrollo, frente a los 7.800 millones que se gasta en la actualidad, casi seis veces más pese a que en los ultimos años se viene registrando un preocupante descenso de la solidaridad. La crisis ha puesto de manifiesto el egoismo de los paises más ricos, con alguna honrosa excepcion como es el caso de España que ha incrementado sus aportaciones a los paises más pobres.
La FAO advierte que es urgente evitar escasez de alimentos y hace un llamamiento a los países del mundo para que incrementen sus producciones ante la previsible escasez de alimentos. De hecho, las grandes potencias mundiales están adquiriendo bastas extensiones de tierras para garantizar su suministro futuro y curiosamente las mayores operaciones de compra de terrenos se están realizando en el África subsahariana y Latinoamérica.
El objetivo de la FAO es alcanzar un acuerdo para la erradicación completa y rápida del hambre, de forma que todos los habitantes de la Tierra puedan disfrutar del más elemental de los derechos humanos: el derecho a la alimentación. Sin embargo, las estadísticas del hambre son espeluznantes desde hace ya muchas décadas mientras la ayuda humanitaria se encuentra hoy en mínimos históricos.
La lucha contra el hambre en el mundo parecía estar avanzando al fin en el último cuarto del siglo pasado. Entre 1970 y 1997 el número de hambrientos bajó de 959 millones a 791 millones, principalmente debido a los avances conseguidos en este sentido en gigantes de población como China e India.
A partir de mediados de los noventa, sin embargo, la tendencia se invirtió, y la cifra de hambrientos en los países en desarrollo comenzó a incrementarse a razón de más de un millón por año, acelerándose después hasta el número actual de 1.000 millones, el más alto de la historia.
Es hora de decir basta. es hora de escuchar el llanto de miles de niños que mueren por el egoismo de un mundo que ha de cambiar entre todos, especialmente en dias como hoy en el que juntos podemos hacerlo.








Gonzalo Gayo

The latest FAO report warned governments around the world food production must increase substantially in coming years to meet the growing world population. Specifically, it was estimated to be 70 per cent increase over the next 40 years to meet the food demand of over nine billion people, besides addressing the impact of climate change. It is therefore surprising as from Brussels to continue to send out messages while reducing crop yields and farmers are punished with low profitability that delivers both effort. A policy that leads us astray and without the necessary permits generational change that meet the strong demand that we are headed and food crises that can whip the world if we are unable to articulate answers. FAO has taken us back to reality after the Forum of Senior Experts who have tried "Feeding the World in 2050" and the warning that the exponential growth in food demand will be aggravated by global agriculture suffer the consequences of climate change before the predictable rise in temperatures, increased rainfall variability and extreme weather events more frequent. Experts say that the combined effect of population growth, strong income growth in countries such as China, Brazil and India, or flight of rural population to big cities will lead to almost double demand for food, feed and fiber . From this UN agency suggests that agriculture will have no choice but to be more productive to meet a demand that will grow exponentially in the coming years. While in Europe the way it goes in the opposite direction and the consequences can be extremely serious but will react in time. We are going from 6,000 million to 9,000 million people on the planet as climate change will reduce water availability, increased pests and diseases of animals and plants, as reported by FAO. It also points to the combined effects of climate change may lead to reduced production potential of up to 30 percent in Africa and 21 percent in Asia as its population grows exponentially which undoubtedly will generate social tensions and migrations famine. Then there is the market for biofuels, with production will increase by nearly 90 percent during the next decade and reach 192.000millones liters in 2018 which will cause new episodes of food crises that suffer the poorest countries, especially in Africa. An estimated 44,000 million will be needed per year in development assistance for investment in agriculture in developing countries, compared to 7,800 million is being spent now, almost six times even though in recent years has been recorded a worrying decline in solidarity. The crisis has revealed the selfishness of the richest countries, with some honorable exceptions like the case of Spain which has increased its contributions to the poorest countries. The FAO warns that it is urgent to prevent food shortages and calls on countries worldwide to increase their production to the expected food shortages. In fact, the great world powers are gaining vast expanse of land to ensure future supply and curiously the largest land purchase operations are being conducted in sub-Saharan Africa and Latin America. The goal of FAO is to reach an agreement for the complete and rapid eradication of hunger, so that all people on Earth can enjoy the most fundamental of human rights: the right to food. However, the statistics are staggering hunger from many decades ago while humanitarian aid is now at record lows. The fight against hunger in the world seemed to be moving at last in the last quarter century. Between 1970 and 1997 the number of hungry people fell from 959 million to 791 million, mainly due to advances made in this regard as population giants China and India. From mid-nineties, however, the trend reversed, and the number of hungry people in developing countries began to increase at more than a million per year, after accelerating to the current issue of 1.000 million, the highest in history. It's time to say enough is enough. it's time to hear the cries of thousands of children dying by the selfishness of a world that has to switch between all, especially on days like today where we can do together.

martes, 6 de octubre de 2009

El entierro de la agricultura


La verdad es que cuando en Bruselas se ponen manos a la obra no hay quien les pare. Sobre todo para hacer normas y más normas, sin ver más realidad que la que luce bajos sus luces de neón y acomodados despachos. Y no es que me desagrade la idea de armonizar el uso de pesticidas o que traten de prohibir el 66% de productos utilizados hasta la fecha. El problema es quién va a pagar la factura y mucho me temo, que como siempre serán los que trabajan de sol a sol haga frío o calor.
La nueva normativa fitosanitaria es si duda un trabajo de leones que acabaran pagando los agricultores de su bolsillo, ya que la industria farmacéutica lo tiene claro, o lo pagas o te arruinas.
Lo que me llama la atención de este asunto es el rigor y el profundo estudio que los funcionarios de Bruselas han realizado para determinar entre cientos de productos, los que valen y los que deben morir. Y lo han hecho a conciencia, siguiendo el rastro de las marcas y componentes, con profundos estudios de investigación y ensayos, dejándose aconsejar por expertos y ecologistas para al final proclamar a los cuatro vientos que Europa tiene la legislación más avanzada y ecológica en la lucha contra las plagas y que será de obligado cumplimientos para sus agricultores, y ya veremos con el resto.
Y digo que me llama la atención tanto rigor y tantos medios para determinar la trazabilidad de los pesticidas que bien podrían hacer lo mismo con los precios de ruina que sufren los productores mientras unos cuantos distribuidores se llenan los bolsillos con prácticas oligopolísticas. Y es que a estos señores de Bruselas, tan cercanos y sumisos ante la industria farmacéutica bien les vendría pasar un tiempo en el campo como condición previa a ocupar un sillón de funcionario o alto cargo relacionado con la agricultura.
Y es que puestos a luchar contra las plagas que menos que acabar con la especulación en el campo y esas ‘garrapatas’ que chupan la sangre de nuestros agricultores haciéndoles creer en las bondades de una legislación que olvida dar apoyo y recursos a los verdaderos protagonistas de una agricultura más ecológica. Les contaré una anécdota sin mencionar nombres. Durante unas jornadas celebradas en Valencia sobre la nueva normativa de plaguicidas dos altos funcionarios de Bruselas realizaron una videoconferencia para explicar los meritos del paquete legislativo que les caería a los agricultores apenas 48 horas después. Claro esta, sin ayuda conocida, porque ni se lo plantean. Pues bien, mientras intervenía uno de los ‘sabios’ en la lucha contra la plagas la otra funcionaria se puso a hablar apasionadamente por su teléfono móvil sin caer en la cuenta de que estaba siendo escuchada su conversación a mil Km. de distancia. Y tan fresca como una lechuga hasta que el moderador desde Valencia le llamo la atención, con cortesía pero sin dar crédito a tanto desatino.
No se si fue una revelación, una mas de tantas. Pero cada dia que pasa y son ya muchos años creo que el mal de la agricultura mediterránea y por extensión la europea está en los despachos de Bruselas, Madrid o Valencia ante tanta falta de sensibilidad y justicia hacia los agricultores. Hasta el punto que el arranque de cepas, el abandono del campo y la ganadería pasa a ser galones colocados en la solapa de algún mediocre funcionario con aspiraciones a conseller, ministro o comisario para justificar que lo que se recorta por ahí sirve para otros menesteres, como por ejemplo la financiación de la UE a los países del Este, y en esas estamos.
Esta semana los agricultores de AVA protestaban. No por las perdidas de las lluvias, o las atrasadas sequías. Ni tan siquiera por el abandono de Bruselas en la ayuda contra las plagas, ni apenas lamentar que un año más pese a las excelencias de cosechas en el vino se tengan que arrancar miles de cepas. Protestaban por el entierro de la agricultura, porque ya no pueden más. Porque están hartos de aguatar carros y carretas para empobrecerse cada año, para no dejar más que miseria a sus hijos que acabarán por vender un puñado de tierras con los que otros plantarán pilares de cemento o campos de golf.
Los agricultores están hartos de tener que aguantar a tanto recién titulado que pretende dar lecciones con normativas huérfanas de sentido y apoyo a los protagonistas de que podamos comer, estar sanos y vivir felices. No aguantan más tras cada jornada de sol a sol, sufriendo por el tiempo, por la sequía o las inundaciones, expuestos a todo para no recibir nada de nada.
Me revelo ante la injusticia hacia las mujeres y los hombres del campo, porque no se les reconoce su esfuerzo con el precio que merecen mientras los ‘brokers’ del trabajo ajeno hunden en la miseria a unos y a otros con una simple llamada para que un buque cargado de contenedores llegados de no se sabe donde acabe por arruinar el mercado. Los precios por los suelos, los ánimos también y así nos va, a punto de enterrar a la mejor agricultura del mundo mientras tenemos que lamentar hoy la generación de niños españoles que menos frutas y verduras come en la reciente historia. Y lo pagaremos caro con otras plagas en forma de enfermedades y con la falta de alimentos ecológicos porque cada dia habrá menos agricultores dispuestos a soportar tanta tiranía e injusticia.
Un consejo, si me lo permiten, alimenten bien a sus hijos y cuídense mientras podamos comer productos frescos del campo y no olviden comer naranjas, la gripe A esta cerca.
Gonzalo Gayo

miércoles, 23 de septiembre de 2009

Los vaqueiros se reorganizan, (PUBLICADO EN LNE)


La asociación cultural «La Brañina» renueva la directiva y anima a los habitantes de todas las brañas a participar en colectivos culturales o vecinales para promover su desarrollo

Las Tabiernas (Tineo),

Ignacio PULIDO

El periodista Gonzalo Gayo ha sido nombrado nuevo presidente de la asociación cultural de los vaqueiros de alzada «La Brañina». Juan García Gayo, que ocupó la presidencia del ente durante los últimos años, ha renunciado al cargo por motivos personales y seguirá formando parte del colectivo como socio. La nueva ejecutiva inicia una singladura en la que se pretenderá crear un tejido de asociaciones vaqueiras en el occidente asturiano y en la que se entregarán premios al vaqueiro y a la braña ejemplares. En octubre del año que viene la asociación celebrará su décimo aniversario.

El pasado día 11 de septiembre Juan García Gayo firmó la renuncia a su cargo por escrito aduciendo motivos personales. De este modo, Gonzalo Gayo, vicepresidente hasta el momento de acuerdo con los estatutos de la asociación cultural de los vaqueiros de alzada, pasó a ocupar la presidencia. El domingo día 13, durante la celebración de una asamblea extraordinaria en Casa del Puerto, fue ratificada la nueva presidencia de Gonzalo Gayo. El domicilio social de la asociación, que estaba en el hogar de Juan García en la braña tinetense de Las Tabiernas, pasa a ser ahora la escuela de Argumoso, sita en Valdés.

Durante la asamblea extraordinaria del pasado domingo se alcanzaron varios acuerdos referentes a la actividad de la asociación. Por una parte, se propuso la creación de los premios Vaqueiro y Braña ejemplares. «Dichos galardones reconocerán la labor y el esfuerzo de quienes viven en las brañas así como de aquellas personas, sean vaqueiros o no, que defiendan la cultura vaqueira», subraya Gonzalo Gayo, el cual anuncia que los primeros galardones serán entregados en octubre de 2010 con motivo del décimo aniversario de la asociación cultural. En lo que respecta a las brañas ejemplares, se distinguirá la labor de sus vecinos en pos de la recuperación de los caminos, arquitecturas tradicionales, patrimonio natural y cultural. Las distinciones nacen con el objetivo de ser entregadas cada año.

En segundo lugar, la asociación cultural de los vaqueiros de alzada «La Brañina» hace un llamamiento a todas la brañas del Occidente para que constituyan asociaciones vecinales o culturales. «Instamos a todas las brañas a que constituyan asociaciones en todos los concejos, desde Somiedo a Valdés», comenta Gonzalo Gayo. El nuevo presidente sostiene que ya existen entes de esta naturaleza en varios núcleos «pero son necesarias muchas más con el objeto de recuperar la cultura vaqueira y solicitar mejoras ante sus respectivos municipios». La asociación prevé crear a lo largo del próximo año un «consejo vaqueiro» como órgano consultivo en temas que afectan a las brañas.

El pasado lunes, la asociación entregó en el registro de asociaciones del Principado toda la documentación referente a la renuncia de Juan García Gayo como presidente y el acta firmada de la asamblea extraoridinaria del día 13, en la que también se elogió la labor durante los últimos años del presidente saliente y el trabajo de Ángel Fernández Parrondo e Isidoro Parrondo. Finalmente, la nueva ejecutiva acordó no cobrar cuotas para los nuevos socios ni pedir ayudas en el desarrollo de las actividades a fin de «poder exigir lo que es de justicia sin deber nada a nadie», concluye Gonzalo Gayo.

http://www.lne.es/occidente/2009/09/17/occidente-vaqueiros-reorganizan/809324.html

martes, 8 de septiembre de 2009

Agricultura, sector estratégico y sostenible


“La agricultura debe ser un modelo de excelencia, que asegure a los productores un ingreso estable y decente, que participe en el desarrollo sostenible, que preserve la diversidad de las producciones en todo el territorio y que garantice alimentos sanos”. Estas palabras pronunciadas por el ministro galo Le Maire ante los agricultores de Châlons-en-Champagne apuntan el camino a seguir y que sin duda se abrirá paso en una Europa que debe propiciar un nuevo impulso en la economía sostenible.
En este sentido apuntan los primeros esbozos de unos presupuestos para el 2010 en España tras el anuncio de una Ley de Economía Sostenible que recogerá un fondo de 20.000 millones de euros para financiar, a través del Instituto de Crédito Oficial (ICO), proyectos de innovación, tecnología, energías renovables y ahorro energético y en la que también debe tener cabida la agricultura y ganadería ecológica. En este sentido también apunta el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino con un nuevo Programa de Desarrollo Rural Sostenible y que sin duda debe ser el pilar que una todos los esfuerzos de las administraciones en apoyo a nuestros agricultores y ganaderos para la modernización de su actividad económica y empleo, mejora de infraestructuras y equipamientos básicos, servicios y bienestar social, y medio ambiente y agua como principales pilares de actuación. Estos aspectos serán debatidos en las Mesas de Asociaciones que se reunirán el próximo día 18 y en el Consejo de Medio Rural del 22 de septiembre y que sin duda constituye una de las mesas de negociación más importantes para asentar la mejora en el desarrollo sostenible del campo.
Al incuestionable potencial agrícola y liderazgo de España hay que añadir que somos el cuarto país europeo y el sexto en el ámbito mundial en patentes de energías renovables y contamos con empresas líderes en energía eólica, solar y biocombustibles que da empleo a 175.000 personas y que se prevé duplicar en un periodo de diez años. Nuestra diversidad de climas y territorios ofrecen un sin fin de nuevas oportunidades de desarrollo en nuevos productos agrícolas y energías de futuro que se debe potenciar con el apoyo de las administraciones y que sin duda serán un factor decisivo en la generación de empleo y riqueza.
No se puede hablar de una economía sostenible sin una agricultura moderna y ecológica, en la que se reconozca el esfuerzo y las rentas de los agricultores para el progreso de la sociedad y en las enormes posibilidades de nuevos cultivos para abastecer a un mundo globalizado que en apenas 15 años duplicará su demanda de alimentos por el incremento de la población y también de las rentas de los países en desarrollo. Es necesario pues implementar los 20.000 millones (la mitad, dinero privado) para dar ayudas a la reconversión del sector de la construcción en sector de rehabilitación de edificios, el fomento de las energías renovables, proyectos de I+D para que también la agricultura participe del necesario apoyo en su modernización con el apoyo de las administraciones en estos momentos en los que se cocinan los presupuestos.
Otro fondo de 5.000 millones sustituirá al Plan de Empleo Local, pero obligará a los ayuntamientos a invertir en proyectos de rehabilitación energética de edificios o en renovables y que también debería contar planes específicos en el cuidado de los bosques y desarrollo de la biomasa como estrategia energética y limpieza de bosques. Los cultivos agrícolas y los bosques tienen un importante papel como capturadores de CO2 y si los estados pagan por sus excesos de emisiones, también deben recompensar a los agricultores por reducirlas y evitar aun más el calentamiento del planeta. La próxima cumbre sobre el cambio climático, que se celebra en Copenhague a finales de año, tiene en su agenda la idea de dar dinero a los planes de secuestro de carbono con árboles y es preciso que sean también los agricultores quienes reciban su justa recompensa.
La agricultura debe ser considerada un sector estratégico de primer orden por los bienes que produce para una alimentación saludable pero también por las oportunidades en una industria agroalimentaria que representa un 2% del PIB europeo y produce un 13,5% del empleo del sector manufacturero dentro de la Unión Europea, a través de más de 300.000 empresas, la mayor parte de ellas pymes.
Europa necesita salir de su larga etapa de reformas institucionales, volver a ocuparse de asuntos que interesan a la ciudadanía y, sobre todo, forjar por fin una posición común en la que se apueste por una agricultura competitiva como es la mediterránea que garantice el verdadero desarrollo sostenible y saludable.
La Presidencia española de la Unión Europea en el primer semestre de 2010 será un momento clave y una oportunidad única para influir en el futuro de la PAC después de 2013 y España debe tener claro que se necesita una política agraria fuerte, estable y que esté dotada de presupuesto suficiente que garantice a nuestros agricultores un futuro digno del que sin duda nos beneficiaremos todos en su labor y buen hacer.
Cada vez más se oyen voces que apuntan que el sector agroalimentario español debe ser considerado como estratégico y prioritario, por lo que las distintas administraciones tienen la necesidad y la obligación de defenderlo y en ese camino nos encontraremos todos en apoyo a nuestros agricultores.
Gonzalo Gayo

domingo, 6 de septiembre de 2009

Gonzalo Gayo Corbella: ´Ser vaqueiro es una cuestión de apellidos y orígenes, no de profesión´


http://www.levante-emv.com/comunitat-valenciana/2009/08/24/comunitat-valenciana-gonzalo-gayo-corbella-vaqueiro-cuestion-apellidos-origenes-profesion/623961.html

Presidente de la Asociación Cultural de los Vaqueiros de Alzada. Gayo nació en Valencia hace 46 años, pero tiene sus orígenes en la braña de Argumoso. Periodista, casado y padre de tres hijos lucha insistentemente por los derechos del pueblo que lleva sus raíces.


CRISTINA LAMAGRANDE VALENCIA
Los orígenes siempre llaman a la puerta. Y fue justamente eso lo que le ocurrió a Gonzalo Gayo. El valenciano, que sabía de sus raíces asturianas, desconocía, sin embargo, cualquier información relacionada con la cultura vaqueira. Sus antepasados pertenecieron al pueblo vaqueiro hasta que su familia emigró de los montes de Asturias hace tres generaciones.
¿En qué momento toma conciencia de su condición de vaqueiro de Alzada?
Fue por casualidad. Yo sabía que mi familia provenía de Asturias, pero la información que yo tenía al respecto era muy pobre. Un día, cuando yo todavía ejercía como periodista en Valencia, un familiar me llamó y quedamos para comer. Él fue quien me explicó toda la historia. Y a raíz de eso fui a Asturias a conocer mi historia y la de mi familia. Y una cosa llevó a la otra. Cuando quise darme cuenta estaba muy, muy metido en las montañas. Sin quererlo, ni darme cuenta, al final decidí quedarme aquí.
¿Cómo un periodista valenciano llega a ser vaqueiro?
Ser vaqueiro es una cuestión de apellidos, descendencia y antepasados. Soy vaqueiro porque me apellido es Gayo y soy de Asturias. Los vaqueiros se distinguen por los apellidos, como Gayo, Feito, Barrero o Lorences, entre otros. Mi bisabuelo salió de Asturias y fundó una carbonería en Madrid, mi padre llegó a Valencia, y yo hice mi vida allí, en la Comunitat, hasta que decidí volver a Asturias. Muchos somos descendientes y otros sólo llevamos el apellido, pero el origen es el mismo para todos.
¿Es usted periodista de profesión y vaqueiro de corazón?
No, soy vaqueiro de ADN. Porque mis antepasados son de allí. Yo no me dedico a la ganadería, me dedico al periodismo. El ser vaqueiro está en el apellido, no en la profesión. En la braña de Argumoso han vivido durante los últimos 400 años todos mis ancestros y es una aldea de 28 casas. Mi corazoncito está allí, pero ante todo, sigo ejerciendo como periodista.
¿Qué significa ser vaqueiro?
Los vaqueiros de Alzada son una población que durante siglos ha vivido en las montañas de Asturias y cuya principal actividad era la ganadería. En un momento determinado, en la sociedad asturiana se produjeron distanciamientos y enfrentamientos con la población de abajo, los saldos, principalmente por cuestiones económicas. También formó parte la Iglesia, que discriminó a los vaqueiros por su superioridad.
¿Cómo surgió la Asociación Cultural de los Vaqueiros de Alzada de la que es presidente?
La fundamos hace 9 años en la casa de la cultura de Tineo para de alguna forma recuperar las tradiciones, la cultura vaqueira y luchar por que se hiciera justicia con el pueblo vaqueiro en Asturias. De hecho, una de las grandes cosas que se consiguió es que la iglesia rectificara en sus actuaciones históricas. El párroco de Tineo pidió perdón públicamente en una carta parroquial a los vaqueiros por las injusticias que se habían cometido en el pasado.
¿Cuál es la lucha actual de la asociación?
Intentar recuperar las tradiciones y la cultura de los vaqueiros, pero también poner de manifiesto las importantes desigualdades y necesidades que se sufren hoy en día en las poblaciones vaqueiras de las montañas. Los caminos siguen siendo de tierra, el alumbrado público no ha existido hasta hace cinco años... Normalmente, tu pagas tus impuestos y tienes derecho a una serie de cosas, pero esa norma aquí no existe.
¿Cómo se ve la sociedad vaqueira conforme a los avances tecnológicos?¿Se encuentran más atrasados?
Internet y las nuevas tecnologías prácticamente no existen aquí. Es una de las reivindicaciones de la asociación. No sólo no se han atendido las necesidades del pasado, sino que las posibilidades del futuro también están totalmente sin cubrir.
¿Internet, Facebook y las redes sociales están aún muy lejos de su alcance?
Internet es algo que se está pidiendo porque es muy importante. Así, ese aislamiento que se produce en las montañas se rompería y se podría, de alguna forma, conectar con todo el mundo. Desde la asociación utilizamos grupos de Facebook, "los vaqueiros de Alzada", que somos más de 1.100 personas de toda España y todo el mundo. Es una forma de conectar y compartir los orígenes y tratar de mejorar las condiciones de vida. No sólo por el bien de los vaqueiros, sino también por el bien de Asturias. Si no es así desaparecerán las breñas y una parte muy importante de la historia y la cultura tradicional asturiana.
¿Es cierto que se presentaron como candidatos al Premio Príncipe de Asturias?
Nos presentamos el año pasado al apartado que premiaba al "pueblo ejemplar", al que pueden concurrir asociaciones, pueblos, aldeas o también colectivos humanos. Podríamos haber presentado a la asociación pero eso de colgarse medallas no tiene mucho sentido. Nuestra intención es que se premie al colectivo humano de los vaqueiros de Alzada. Nuestro objetivo es que se reconozca la historia, que Asturias lo ponga en valor y que no se avergüence de los orígenes vaqueiros.

«Los vaqueiros están abandonados a su suerte, las brañas piden justicia social»


«Los políticos deben desarrollar planes de inversión específicos y dejarse de marcas turísticas, porque los vaqueiros pagan impuestos y ni siquiera tienen cubiertas las necesidades básicas»

GONZALO GAYO CORBELLA. PERIODISTA Y PRESIDENTE DE LA ASOCIACIÓN CULTURAL DE LOS VAQUEIROS DE ALZADA Oviedo,

Ignacio PULIDO
Gonzalo Gayo Corbella, periodista de profesión y vaqueiro de corazón, es actualmente presidente de la Asociación Cultural de los Vaqueiros de Alzada. A lo largo de nueve años de actividad, ha luchado por recuperar las tradiciones, las costumbres y por devolver a este colectivo la dignidad arrebatada tras años de condena al más absoluto de los ostracismos.

-¿Están los vaqueiros abandonados a su suerte?

-Creo que sí y, además, un sí en mayúsculas. Resultan lamentables las condiciones en que se encuentran muchas brañas.

-¿Cómo se manifiesta ese abandono?

-Estamos en el siglo XXI y hace cinco años no había alumbrado público en muchas brañas. Hubo que pelear por ello, porque no había sensibilidad en los ayuntamientos. El asfaltado de los caminos ni se lo plantean prácticamente y cuesta sangre, sudor y lágrimas conseguirlo. Eso es importante porque la base de la economía de las brañas es la leche y los camiones no pueden entrar a recogerla, hay que salir a las carreteras y me parece un poco tercermundista.

-¿Está lastrando el progreso de los vaqueiros?

-Es una forma de seguir asfixiando su economía y crear un mundo aislado sin respetar sus derechos. Lo que se pide es justicia social e inversiones para las brañas.

-¿Dónde surge esta desidia?

-En el desconocimiento. La política se hace de un día para otro, y a los vaqueiros siempre se nos tuvo comiendo aparte. Es una mala actitud desarrollada durante siglos a través de los cuales hemos acumulado un déficit enorme de infraestructuras. El «plan E» no es sólo para hacer aceras en las poblaciones importantes, es también para abrir y asfaltar caminos, instalar alumbrado, saneamiento y traídas de agua, tareas que aún hoy están pendientes en las brañas. Me gustaría que los ayuntamientos implicados fueran conscientes de que hay que hacer un «plan V» para resolver los problemas de los vaqueiros.

-¿Hasta qué punto es palpable la ausencia de infraestructuras en las brañas?

-Por ejemplo, el agua se trae de las fuentes, los caminos en unos casos están arreglados y en otros sólo hay piedras. Eso tiene que cambiar ya, para ello están las ayudas que concede la Unión Europea al mundo rural. Los políticos deberían desarrollar planes de inversión específicos, hacerlos realidad y no dedicarse a marcas turísticas, porque los vaqueiros pagan impuestos y ni siquiera tienen cubiertas las necesidades básicas, que son de justicia .

-¿Qué hay de cierto y de ficticio en la Comarca Vaqueira?

-En principio, me pareció una idea muy interesante porque de alguna forma el nombre vaqueiro toma connotaciones muy positivas. No obstante, se ha quedado en lo fácil y lo cómodo. A lo mejor ahora, como gran proyecto, se plantean poner un cartel con una flecha indicando dónde está una braña. La cultura vaqueira supone un potencial económico muy importante para el occidente asturiano. La economía vaqueira ya no puede ser la misma de hace unos siglos y hay que buscar una salida. Además, se está dividiendo el territorio vaqueiro, que va desde Valdés hasta Somiedo. Deberían reconducirlo, pero si hay crítica se enfadan. Lo que pretendemos al final es que se hagan las cosas para las personas, no queremos dar lugar a enfrentamientos.

-¿Qué opinión le merece el Museo Vaqueiro de Naraval?

-Es un museo de xaldos. La vivienda no se corresponde con un hábitat vaqueiro y en la exposición se obvia la discriminación sufrida, incluso la que hubo en Naraval. La idea es buena, pero pasa como con la comarca, al final van a su negociado. Se debe hacer un museo en Aristébano, en la casa de Rogelia Gayo.

-¿Y el Festival Vaqueiro de Aristébano?

-¿Qué ha supuesto para Aristébano después de medio siglo? A lo mejor vender un día muchas cervezas, pero poco más. Se pueden hacer más cosas, como, por ejemplo, un museo o un centro de estudio. No es una crítica, es una propuesta. Una cosa es lo que hace la organización -que está muy bien, pero se puede mejorar- y otra lo que sentimos los vaqueiros. Además, sería bonito que se premiara a los vaqueiros de honor por haber contribuido en el desarrollo de este colectivo.

-Ustedes también entregan unos galardones anuales.

-Sí, nuestro primer premiado fue el párroco de Tineo, que escribió una carta parroquial pidiendo perdón a los vaqueiros «porque era de justicia». Con eso cicatrizaron miles y miles de heridas.

-¿Hacia dónde se dirige la comunidad vaqueira?

-El futuro empezó a labrarse hace un siglo, cuando muchos vaqueiros tuvieron que salir de Asturias buscando oportunidades. Por lo general, al mundo vaqueiro fuera del Principado le ha ido bien, porque son gente sacrificada, muy trabajadora e inteligente. Más del cincuenta por ciento de los apellidos vaqueiros están ya fuera de Asturias.

«La política se hace de un día para otro, y a los vaqueiros siempre se nos ha tenido comiendo aparte»

Gonzalo Gayo Corbella

Periodista de 46 años, nació en Valencia, pero tiene sus raíces en la braña de Argumoso (Valdés). Está casado y es padre de tres hijos.

Presidente de la Asociación Cultural de los Vaqueiros de Alzada.

Desde hace nueve años lucha por recuperar las tradiciones y las costumbres de los vaqueiros. Asimismo, reivindica un sentido de justicia que, según él, aún no se ha dado en cuanto a infraestructuras y condiciones de vida.
http://www.lne.es/asturias/2009/08/17/asturias-vaqueiros-abandonados-suerte-piden-justicia-social/796244.html

Un nuevo curso para salir de la crisis


Dicen que lo peor de la crisis ha pasado e incluso se celebra que los índices bursátiles se sitúan a niveles anteriores a octubre de 2008 cuando se desató el tsunami financiero que arrasó con millones de empleos perdidos hasta la fecha. Celebran los gurús de la economía que el BCE ha dado su brazo a torcer y hasta la inflación contribuye a no abultar aun mas las deficitarias cuentas del Estado.
Hay quien afirma que lo peor ha pasado cuando esta por llegar las soluciones a los millones de empleos perdidos en el mundo y la mayor hambruna en décadas que sufre un tercer mundo condenado a sufrir todas las injusticias y egoísmos de los países más ricos. Hablan quienes llevan las riendas del FMI o del Banco Mundial que se apunta una recuperación aunque la factura ha sido pagada con un sin fin de injusticias que sufren quienes menos tienen.
No menos sorprendente es escuchar la voz de alarma de quienes culpan al Gobierno de que tenga que hacer frente a la exclusión social provocada por este tsunami con una aportación para ampliar el subsidio de quienes nada tienen cuando ni tan siquiera esa cantidad llegaría a la categoría de migajas frente a las ayudas recibidas por las corporaciones y entidades financieras en España y el resto de países desarrollados para hacer frente a la crisis.
Ahora tocar pagar la verdadera factura de una crisis que explotó por la avaricia de unos pocos que especularon con la vivienda, el suelo, los alimentos, la energía y el empleo de millones de trabajadores. Pero mucho me temo que tanta codicia de unos pocos la pagaran los de siempre sino se actúa de una manera concertada desde todas las administraciones y agentes sociales, en España y en el mundo.
Muchos se preguntan cómo países como Alemania no ha destruido apenas empleo y ahora encabeza la incipiente recuperación de la economía europea. Me gustaría que ustedes escucharan o leyeran a los dirigentes empresariales alemanes a lo largo de estos últimos meses y entenderán la gran diferencia entre España y el resto de grandes países europeos. En Alemania el capital humano es lo más preciado en una empresa y su compromiso social forma parte de una cultura que compagina desarrollo económico y social. Mientras, por estas tierras aun tratamos de frenar la hemorragia abriendo aun más la herida tratando de abaratar despidos, precarizar más el empleo y descapitalizando del saber hacer a las empresas a golpe de ERE. Las grandes cúpulas empresariales españolas siguen demostrando su anclaje en un pasado y han demostrado con creces que son tanto o más responsables de la crisis por su incapacidad de liderar una salida desde el esfuerzo y la solidaridad como han hecho sus colegas alemanes, franceses, belgas o británicos.
Los silencios de la patronal y la falta de una profunda autocrítica siguen poniendo a los trabajadores en España en el liderazgo de la precariedad y el desempleo y como siempre la culpa será del gobierno de turno si este no es de su agrado.
La agricultura no es ajena a una crisis cortada por el mismo patrón de una especulación que ha asfixiado al campo. Con los precios de los productos de hace casi 20 años se ha tenido que hacer frente a unos costes infernales que han empobrecido aun más las rentas agrarias y que apenas alcanzan el 60% de la renta media del resto de ciudadanos.
Los hombres y mujeres del campo han tenido que hacer frente a todas las injusticias desde quienes acuerdan unos precios que no cubren ni los costes de las cosechas pasando por unas importaciones masivas de productos para hundir precios que permita una inflación que no agravará aun más una economía y permita recortar los tipos de interés. Y mientras, los burócratas de Europa se lavan las manos con una PAC que trata de beneficiar a los pocos de siempre mientras hunde en la miseria al pequeño y mediano productor, especialmente en la cuenca mediterránea. Una reforma de la PAC con la que se quiere pagar una ampliación de la UE ‘a la alemana’.
Mucho va a tener que trabajar la presidencia española de la UE en el primer semestre de la UE si se quiere cambiar el rumbo de una agricultura condenada a desaparecer sino se actúa con urgencia y para ello es preciso que las organizaciones agrarias se batan en todas las mesas de negociación para que la agricultura ocupe el lugar que le corresponde como sector productivo estratégico en la economía, desarrollo sostenible y la salud de una población frente a una globalización mal entendida en la que parece que todo vale.
Comienza un nuevo curso en el que debemos ser conscientes de que de esta crisis debemos salir desde el esfuerzo de todos para fortalecernos como país y una sociedad más justa y prospera. Una salida que debe ser para todos y especialmente para quienes más la han sufrido sin beberlo ni quererlo y especialmente en una agricultura que sin duda será uno de los valores de las sociedades más prosperas en el futuro ante la creciente demanda de productos de calidad y en fresco. La agricultura y ganadería ecológica, las energías renovables, la acuicultura, la responsabilidad social de los empresarios, la unidad de las administraciones serán sin duda protagonistas de un nuevo tiempo en el que también la solidaridad en el progreso de todos pongan fin a una crisis que no se mide con índices bursátiles y si en la justicia hacia las personas. En la medida que hagamos justicia al esfuerzo hacia nuestros agricultores, a quienes de sol a sol cuidan del ganado, tratando de arrimar el hombro con quienes han perdido un empleo habremos aprendido la lección de una crisis que trato de eliminar los valores de una sociedad a cambio de treinta monedas ganadas a golpe de especulación y que van a parar al bolsillo de unos pocos.
Gonzalo Gayo

viernes, 4 de septiembre de 2009

Palabra de vaqueiro


Quería contarles como y porque surgió la asociación cultural de los vaqueiros de alzadas y cuales son objetivos. Todo comenzó hace ahora trece años en el que iba a ser un viaje familiar de reencuentro con mis orígenes en la braña de Argumoso. Como muchos otros vaqueiros mi bisabuelo dejo la braña para ganarse la vida con el negro carbón en la capital del Reino. No le fue mal pero tuvo el alto precio de que el pasado quedo en el olvido. Un silencio de amarguras que ahora comprendo pero que afortunadamente se rompió un día cuando un tío de mi padre me llamo a la redacción donde trabajaba para quedar y contarme durante una comida mis orígenes y también los recuerdos de mi padre que falleció cuando yo tenia apenas 9 años. En apenas unas horas surgieron mil preguntas sin respuesta y aquellas cercanas vacaciones de verano no podían tener otro destino que Argumoso. Allí fui con mi mujer, mi hija Sara y mi hijo Gonzalo recién nacido. Ya por teléfono había contactado con vecinos de la braña y concertado con el párroco Rafael Laredo el bautizo de mi hijo de seis meses. Conocí a mi tía abuela Luisa y la familia que dejo atrás Xuan Gayo tras sus pasos a Madrid, a Honorio cuyos relatos llevo en el alma y algún dia escribiré en su memoria. A Aurelio Gayo y Celia, José el Capellán y tantos vecinos de las brañas.
Aquel bautizo era un homenaje a mis raíces y el legado para que mis hijos sientan el orgullo de ser vaqueiro. Había leído todo cuanto cayo en mis manos sobre la historia y tradiciones y aquel verano acudía a la parroquia de Canero donde encontré en el libro de bautismos a todos mis antepasados hasta el año 1650. Casi 400 años de una historia en la que no habían salido de Argumoso.
Todo pudo quedar en aquel viaje y en otros tantos que realice por el occidente de Asturias de no ser por tantas injusticias que pude escuchar de vaqueiros y ver de braña en braña. Injusticias del pasado y también de un presente que condenaba a las buenas gentes de las brañas al olvido y en condiciones en muchos casos que atentan contra la dignidad de las personas.
Fue entonces cuando decidí crear la Asociación Cultural de los Vaqueiros de alzada para recuperar la historia y luchar para que se haga justicia social en las brañas. Ya entonces mis escritos tenían como destinatarios a alcaldes y consejerias del Principado para pedir caminos, para que el alumbrado llegara a esta u otra braña.
Fue en el año 2000 cuando decidí dar el paso y fundar la asociación por tratarse de un nuevo milenio que trajera la esperanza y la justicia social a las brañas.
Lo fácil entonces habría sido crear la asociación en Argumoso, con mis vecinos y con Honorio Barrero de presidente de honor. Pero Honorio se fue y también me dijo que había que dar un paso más y abrir la asociación a otros territorios vaqueiros. Fue entonces cuando conocí a través de la Lne a Xuanin de Las Tabiernas por sus andanzas con el festival de la trashumancia. Hablamos por teléfono y le propuse ser miembro de esta asociación. Redacte los estatutos que rigen la actual asociación así como el reparto de cargos en el que inicialmente yo era presidente y así fue hasta una hora antes de la asamblea de aquel 5 de octubre de 2000 en la que constituimos la asociación en la casa de la cultura de Tineo.
En el inicio de la asamblea acorde con Xuanin que fuera presidente los dos primeros años y luego yo en un turno rotatorio como permite el artículo 12 de los estatutos mediante la dimisión voluntaria de presidente siendo sustituido por el vicepresidente. Unas horas antes de la asamblea tuve un accidente que pudo de costarme la vida cuando un camión hormigonera me hecho a la cuneta cuando bajaba de Bustillan a Tineo y fue Xuanin en mi ayuda.
No era cuestión de cargos sino de confianza y la creencia que de que juntos podíamos luchar por las brañas. Mi mayor deseo fue y es que se consiga la mejora de las condiciones de vida de los vaqueiros, desde Somiedo a la ultima braña de Valdés por una simple cuestión de justicia, así como recuperar sus tradiciones, cultura y darlas a conocer y ese era y es el camino a seguir.
No voy a hablar de momento de Xuanin, de los quebraderos de cabeza de estos últimos años y en que modo ha utilizado la asociación sin dar cuentas a nadie de lo hecho y recibido. Si que diré que en enero de 2007 acordamos separar la asociación del festival de la trashumancia al que Xuanin se dedicaría mientras yo asumía la presidencia de la asociación cree con unos fines concretos al servicio de las brañas y no otros.
Así quedamos con la palabra dada y el compromiso de que me remitiría toda la documentación, que le recordé el pasado año en Ariestebano y sigo esperando. Pero ni los acuerdos en el turno rotario, ni la palabra dada en enero de 2007 parecen tener valor alguno tras el artículo publicado este jueves en la Lne en el que se proclama presidente oficioso por el hecho de retener una documentación que no es suya.
Quiero que entiendan los lectores que no funde ni cree esta asociación para engordar la vanidad ni la barriga de nadie. Al contrario, a muchos nos cuesta sacrificio el poder aportar un granito de arena para que se haga justicia en las brañas. Es por ello que la asociación que presido no cobra cuotas de ingreso a nadie ni pide ayuda por lo que he instado a Ángel Fernández Parrondo, secretario en funciones de la asociación que de baja la cuenta corriente en el Banco Herrero. La asociación dejara también de tener su domicilio social en el domicilio particular de Juan García y se dará cumplida comunicación al registro de asociaciones según el articulo 3 de los estatutos.
Que la asociación tiene unos fines recogidos en el articulo 2 a los que se debe por lo que aconsejo a Juan García que cree otra asociación, a su imagen y semejanza, sea responsable de sus actos y facilite la información a quien le siga como en la fiesta de la casa del Puerto.
Lamento el tiempo perdido pero soy fiel y luchare para que la asociación sea lo que siempre debió ser. Sin duda recuperaremos ese tiempo con un nuevo impulso tratando de unir a los vaqueiros en sus demandas de justicia e instando a los responsables de lo público a que abran los ojos y apoyen el desarrollo de las brañas. Se que existe y me consta esa sensibilidad en muchos de los primeros espadas en ayuntamientos y pedimos que ese esfuerzo se materialice en proyectos que pongan en valor el progreso del occidente de Asturias.

Gonzalo Gayo Corbella, fundador y presidente en funciones de la Asociación Cultural de los Vaqueiros de Alzada
http://www.lne.es/opinion/2009/09/01/opinion-palabra-vaqueiro/802624.html

miércoles, 29 de julio de 2009

En nombre de los vaqueiros


En el nombre de los vaqueiros de alzada se celebran bodas convertidas en reclamos turísticos en el Alto de Ariestébano para honrar la vanidad de algún xaldo o xalda, se levanta un museo en Naraval a golpe de subvenciones donde se reinventa la historia y el hábitat de los vaqueiros, e incluso se concibe una comarca vaqueira que divide el territorio donde se asientan los vaqueiros para tratar de justificar unas subvenciones que nunca llegan a los verdaderos protagonistas de siglos de discriminaciones. E incluso podemos saborear tanta manipulación a golpe de cucharadas saboreando un yogur al `puro sabor vaqueiro’ .
En el nombre de los vaqueiros algunos llevan medio siglo viviendo de la sopa boba emulando los bailes de la sección femenina mientras otros tratan de enterrar una cultura para reinventar la suya propia, para simplemente poner la mano allá donde caen unas subvenciones europeas, o estatales o del Principado mientras los verdaderos protagonistas siguen esperando que se haga justicia y se invierta en las necesidades de las brañas vaqueiras.
Atrás quedaron las vigas de madera, los enterramientos alejados del campo santo o los escritos en piedra en templos católicos donde se `invitaba´a los vaqueiros a no oir misa más allá de una línea que duró demasiado tiempo. Es posible que muchos quieran borrar esa historia pero lo verdaderamente triste es que continua el agravio comparativo con esa misma linea imaginaria en la que puede leerse no pasaran a tener las mismas condiciones y servicios públicos los vaqueiros de alzada’ pese a que pagamos los mismos impiuestos durante siglos a cambio de casi nada.
A la falta de inversiones se suma la apropiación en el nombre de los vaqueiros de alzada de su historia, folklore y tradiciones con la creación de festivales, museos o comarcas cuya finalidad es la de obtener beneficios privados a costa de las necesidades de mejora de servicios públicos de una parte de la población asturiana.
Hoy los mismos que enarbolan la bandera de una vaqueirada en el Alto de Ariestébano han sido incapaces en cincuenta años de dedicar un mínimo esfuerzo en recuperar la casa en ruina de la más grande trovadora de los vaqueiros, Rogelia Gayo pese a las ayudas recibidas durante este tiempo. Desde la Asociación Cultural de los Vaqueiros de Alzada proponemos a los Ayuntamientos de Tineo y Valdes que promuevan la recuperación de la casa de Rogelia para convertirla en un verdadero museo vaqueiro del folklore de las brañas y de paso que se recupere también las grabaciones realizadas por la BBC con la voz de Rogelio, hoy en depósito en una fundación en Nueva York.
A los promotores del Museo de los Xaldos en Naraval, mal llamado museo vaqueiro, no estaría mal que destinaran parte de las subvenciones recibidas para habilitar una placa allí donde fue enterrada Rogelia Gayo y otros tantos vaqueiros en el cementerio de Naraval, alejados del resto de vecinos, en el silencio y olvido de una historia repleta de discriminaciones que no hace tanto tiempo recorría las calles, Iglesia y la misma escuela de Naraval.
Que decir de una Comarca Vaqueira que se jacta de dividir el territorio de los vaqueiros y de no apoyar las brañas en la mejora de caminos y en las condiciones de vida de las personas mayores así como ofrecer una oportunidad a los jóvenes para el desarrollo del mundo rural. ¿A dónde van las ayudas del Gobierno, del Principado y de Bruselas para el desarrollo de las condiciones de vida de los hombres y mujeres de las montañas?. Desde luego, por las brañas no aparecen, ni en la mejora de las condiciones de vida, ni en el desarrollo del potencial económico pero sin embargo hay quien si que está haciendo su agosto a costa del nombre de los vaqueiros.
Es hora de que la llamada Comarca Vaqueira tome otro rumbo e integre a otros concejos vaqueiros hasta Somiedo y promueva el verdadero desarrollo rural de las brañas en el Occidente de Asturias y no sea el instrumento para que unos pocos vivan a la sopa boba a costa de no satisfacer las necesidades y la sed de justicia de los vaqueiros. Es hora de que el Principado tome cartas en este asunto para no dejar escapar las oportunidades que ofrece Europa y el Gobierno de España en el desarrollo de zonas rurales más desfavorecidas y porque es una cuestión de justicia hacia el mundo vaqueiro. Tan solo el Ayuntamiento de Tineo ha atendido proyectos de mejora en infraestructuras de poblaciones vaqueiras a través del Plan E del Gobierno de España, sin duda un ejemplo a seguir, y que sin embargo brilla por su ausencia en el resto de concejos.
Los vaqueiros de alzada pedimos que no se reinvente nuestra historia, la misma que habla de siglos de discriminaciones sufridas por nuestros mayores y antepasados y que aun hoy perdura en la falta de inversiones y servicios públicos. Los vaqueiros de alzada nos sentimos muy orgullosos de nuestras raíces y del tesón de nuestras gentes pese a que muchos tuvieron que partir a otras ‘alzadas´ para prosperar en tierras donde no había más muro ni viga que el esfuerzo personal, en igualdad de oportunidades. Es hora de que se haga justicia a los vaqueiros, a nuestras gentes de las brañas desde la necesaria solidaridad de todos los asturianos. Pido que se tome conciencia de que podemos perder parte de nuestra historia si se sigue dando la espalda a las necesidades de las brañas, en caminos, iluminación pública, agua potable, desagues, etc… ¡es tanto pedir!. Es preciso apoyo a la recuperación del patrimonio cultural para rehabilitar viviendas centenarias y mejorar las condiciones de la actividad ecológica ganadera.
Es hora de que se haga justicia y es un ruego que reitero a los asturianos para que definitivamente se destruyan todas las vigas que impiden el progreso de las brañas vaqueiras y del occidente de Asturias.

Gonzalo Gayo Corbella
Presidente de la Asociación Cultural de los Vaqueiros de Alzada
gonzalogayo@gmail.com

UNA MUERTE ANUNCIADA


La agricultura se ha convertido en refugio para cientos de parados que sufren la crisis en sus propias carnes mientras otros tratan de huir del campo ante la reiterada ruina en los precios de miseria que se pagan por las cosechas. Es la paradoja de una crisis que asfixia al campo desde la especulación de unos pocos que tratan de llenarse los bolsillos comercializando con el esfuerzo de los agricultores.
Las tierras se abandonan, los antaño florecientes cultivos se han convertido en pastizales y hasta un 40% de los agricultores está dispuesto a colgar los hábitos del esfuerzo y la laboriosidad ante la ruina de cada año. Y lo pagaremos caro, muy caro, si no somos capaces de reconocer el esfuerzo de quienes de sol a sol son capaces de obtener los frutos que ofrece la naturaleza para nuestra alimentación saludable y crecimiento económico sostenible.
Los agricultores han vuelto a ser los verdaderos sacrificados de una crisis ante las masivas importaciones que han provocado el hundimiento de precios en Europa para mayor gloria de un IPC armonizado que amenazaba con hacer estallar todas las previsiones inflacionistas por culpa de un petróleo desbocado. Los agricultores han vuelto a ser los conejillos de indias para frenar una inflación que amenazaba con llevarnos a la crisis del 29, donde la hiperinflación provocó el empobrecimiento de millones de personas tras aquel octubre negro en Wall Street.
Aún hoy los agricultores recuerdan como el llamado 'milagro de la economía española' y la convergencia con la UE se gestó en los puertos con la masiva importación de productos que provocó que las cosechas se quedaran en el campo mientras se derrumbaban los precios. Mientras los 'gurús' de la economía española subían a los altares por ser los artífices del llamado milagro español de los noventa, los agricultores sufrían en sus bolsillos la primera gran crisis silenciada que situaba su renta a niveles de los años setenta cuando debían afrontar los costes de su actividad a precio de finales de milenio y con un petróleo desaforado.
Y la historia se repite pero ahora con mayor intensidad ya que afecta a la práctica totalidad de los productos del campo ante la política de brazos caídos que practican las autoridades agrícolas viendo como el termómetro de la inflación llegaba incluso a marcar registros bajo cero. Una pasividad interesada que permite recortar los tipos de interés y aplacar la crisis con medidas de estímulo a costa del hundimiento de los productores del campo.
La crisis financiera que azota este estreno del siglo XXI afecta directamente al bolsillo de los agricultores y está provocando el mayor empobrecimiento en los últimos 40 años tras situar la renta media por debajo del 60% respecto al resto de ciudadanos europeos. Una crisis que amenaza con un 40% de los agricultores dispuestos a abandonar su actividad, con una edad media de 56 años, y sin alternativas de relevo generacional, sin que seamos aún conscientes de las desastrosas consecuencias que tendrá la desaparición de la agricultura para la economía europea y las necesarias garantías de un sector alimentario de calidad y sostenible.
Los responsables europeos creen que esto se arreglará remozando una PAC que prime a los grandes productores en detrimento de los pequeños agricultores, lo que sin duda permitirá también meter la tijera para derivarlas a la financiación de la ampliación de la UE de los países del Este. Pero se equivocan, y esta vez puede ser la última que lo haga ante el estrepitoso fracaso de la política agraria europea. Y será demasiado tarde cuando alcen la mirada desde sus cómodos despachos con aire acondicionado y montañas de seudo informes para comprobar que el ejército de hombres y mujeres que trabajan de sol a sol en las viejas y fértiles tierras de Europa dicen basta y abandonan sus tierras o las reconvierten en huertos donde lo único que fructifica son los pilares de cemento y la especulación.
Bruselas sigue sin escuchar a las organizaciones agrarias, sin querer ver más allá de su propia cuadratura de un círculo que nos sitúa en un callejón sin salida, en la que sin duda es la peor crisis agrícola de la historia, y silenciada en lo que muchos ya consideran una muerte anunciada.
Sorprende e indigna ver como los responsables de la economía europea destinan miles de millones de euros de los ciudadanos para taponar la hemorragia de entidades financieras mal gestionadas o como se bendicen ayudas multimillonarias para un sector del automóvil que sigue sin dar respuesta a las nuevas energías que hagan posible su supervivencia. Y mientras seguimos dando la espalda a una agricultura que se basa en el esfuerzo y que sin duda es el origen del progreso de Europa por lo que debe ser considerado un sector estratégico.
Los agricultores deben tener garantizado un precio justo a su esfuerzo frente a quienes se llenan los bolsillos especulando con la comercialización de su trabajo. Los agricultores deben ser reconocidos por su contribución a la mejora medioambiental mientras otros lapidan con cemento la huerta o contaminan y especulan en un mercado de emisiones de CO2 en el que se compra y vende el derecho a contaminar con la coartada de Kyoto o Copenhague. Las mujeres y hombres del campo deben tener garantizada una pensión digna y no la miseria que reciben en la actualidad por un sentido de justicia.
Los responsables de las políticas agrícolas en Madrid, Bruselas, Valencia, o allí donde asienten sus posaderas, deben tener muy claro que están al servicio de quienes no miran el reloj y trabajan de sol a sol. Es hora de que el Gobierno y los responsables de la policía, nacional, autonómica y local, se tomen enserio la impunidad en los robos del campo para que acaben en la cárcel quien se apropie de lo ajeno. Es de justicia que el agua sea un bien público, de todos los ciudadanos, incluidos los agricultores, a los que se les debe garantizar el suministro al igual que se garantiza la electricidad a las empresas. Es hora de que los consumidores premien nuestros productos con su consumo en los comercios que pagan un precio justo a los agricultores. Es hora también de que los agricultores se unan y luchen para que se haga justicia hacia quienes atesoran la sabiduría de un pacto suscrito con la naturaleza, cuyo premio no es ni más ni menos que los frutos de la vida gracias al esfuerzo de las buenas gentes del campo.
Gonzalo Gayo

sábado, 4 de julio de 2009

CON LAS FAMILIAS DE LA VICTIMAS DEL METRO DE VALENCIA


Hoy he recordado a Isabel y a sus 42 compañeros de viaje en la Línea 1 de Metro de Valencia. Su nombre me quedo escrito en sangre y fuego hace tres años cuando su padre lloraba su perdida en el accidente del Metro de Valencia y pude entrevistarlo para un medio local. Hoy he podido compartir y sentir el dolor de los familiares en el acto celebrado en la plaza de la Virgen tras tres años de silencios de una administración y el presidente Camps que no ha encontrado un solo minuto para reunirse con los familiares de las victimas y heridos, un solo minuto para escuchar y atender la demanda de justicia. Hoy como hace tres años los responsables de la FGV siguen en sus puestos, como si nada, sin un solo responsable, sin que nadie haya sentido la tentación de dimitir por dignidad, por los errores habidos.
Hoy he sentido la emoción al escuchar al marido de Isabel mientras su pequeño le acompañaba en el acto. Cientos de valencianos hemos compartido su indignación y también su determinación en esta lucha para que se haga justicia, la misma que exigen el resto de familiares. Suscribo sus palabras desesperanzadas que acrecientan la determinación de que nunca olvidaremos. Desesperanza hacia un gobierno que aun no ha recibido a los familiares, desesperanza de una sociedad que va a lo suyo cuando hoy deberíamos ser miles exigiendo la verdad. Desesperanza de 43 vidas perdidas en la oscuridad de un metro para que todo quede silenciado como si no hubiera pasado nada.
Pero pasó. Aquel 3 de julio, Isabel cogió el tren más tarde de lo habitual porque fue a cambiar un bañador de su pequeño tras una agotadora jornada en el Hospital La Fe. Isabel esperaba un hermanito para su otro hijo. Era feliz, se sentía feliz en su vida como mujer trabajadora que supo ganarse con esfuerzo el reconocimiento en el hospital y también el cariño de los suyos. Su vida quedo truncada en la estación de metro de la calle Jesús a las 13.40 h de aquel 3 de julio de hace ahora tres años. Desde entonces su familia, como la del resto de victimas del metro de Valencia solo pide que se haga justicia, la solidaridad y el cariño de todos los valencianos.as y que se sepa la verdad toda la verdad.
Cualquier ciudadano pudo viajar en aquel vagón de una línea 1 de metro que hacia un año sufrió otro accidente, aquella vez con heridos y en la que tampoco nadie asumió sus responsabilidades en este servicio público que escatimó en medidas de seguridad implantadas en otras líneas con unas simples balizas de frenado.
Han pasado tres años con demasiados silencios y ni un solo minuto del tiempo de un presidente incapaz de recibir a los familiares pese a la reiterada petición cada día tres de cada mes a las puertas de la Generalitat. Han pasado tres años de ausencias de seres queridos y de heridas que no cicatrizan porque se oculta la verdad, toda la verdad de lo que ocurrió en el mayor accidente de la historia del metro en Europa. Y mientras seguiremos esperando que se haga justicia.

Un fuerte abrazo a los familiares de las victimas del metro y uno muy especial a los padres de Isabel, sus lágrimas me acompañaran en el recuerdo y en la determinación de que se haga justicia.

Gonzalo Gayo Corbella

miércoles, 1 de julio de 2009

La necesaria lucha contra la desertización



El informe anual Terramed 2009: Nuevas perspectivas para el desarrollo rural en el Mediterráneo, que examina la adaptación de la agricultura al cambio climático, la lucha contra la desertización, y la diversificación de la actividad rural en la cuenca Mediterránea advierte de las consecuencias de la escasez de agua y las sequías en la cuenca mediterránea. El trabajo, elaborado por el Centro Internacional de Altos Estudios Agronómicos Mediterráneos (CIHEAM), repasa la situación de estos 21 países, donde más de un tercio de la población mediterránea (150 millones de personas) vive en el medio rural señala que España sufre una desertización alta en más de un tercio de su superficie y que en apenas una década hemos perdido un 12% de l tierra cultivable. La desertización consecuencia de la erosión ya es un riesgo que existe y que está siendo estudiado en el Ministerio de Medio Ambiente, que está llevando a cabo un Inventario Nacional de Erosión de Suelos (INES) a razón de cinco provincias por año. Ya están terminados los INES de las Comunidades Autónomas de Asturias, Baleares, Cantabria, Cataluña, Galicia, Madrid, Murcia, Navarra y La Rioja y, posiblemente, toda España esté inventariada en 2012,
La desertización afecta a la casi totalidad de la superficie de siete provincias españolas y dos de ellas muy especialmente y que merecen toda nuestra atención, Las Palmas y Alicante, lo están a un cien por cien. De las 48 provincias analizadas -excluidas las Ciudades Autónomas de Ceuta y Melilla- catorce tienen erosionado más de la mitad de su territorio y de ellas, siete presentan niveles por encima del 90 por ciento de su superficie
La desertificación es un problema que nos afecta a todos y amenaza actualmente a la cuarta parte del Planeta. La desertificación afecta directamente a más de 250 millones de personas y pone en peligro los medios de vida de más de 1.000 millones de habitantes de más de 100 países, al reducir la productividad en la agricultura y la ganadería. Además, la mitad de los humedales del mundo ha desaparecido (la mayoría, destruidos en los últimos 50 años) y 24 billones de toneladas de suelo fértil desaparecen al año.
España es el país de la Unión Europea con mayor índice de desertización, aunque el país más erosionado del mundo es Madagascar, donde la mayoría de sus masas boscosas ha sido talada por la acción humana. En los países en desarrollo cada habitante consume 10 litros al día, cuando en Europa, por ejemplo, esa cifra asciende a 135 litros diarios.
La falta de agua no sólo genera procesos de sequía y problemas ambientales, sino que causa al año la muerte de unos cinco millones de personas. Un millón de estas víctimas son niños.
En nuestro país el Gobierno acaba de la creación del Observatorio de la Desertificación, como órgano encargado del seguimiento de la desertificación y de las medidas necesarias para su control y la Oficina Técnica de la Desertificación. Además anuncia que se suscribirá convenios de colaboración con las diferentes Comunidades autónomas para la lucha contra la desertificación durante el periodo 2009-2010, para los que aportará 47 millones de euros e igualmente, se están desarrollando actuaciones de reforestación en el marco del Plan E-2009 recogidas en 43 proyectos para la plantación de unos 5 millones de árboles en 5.300 hectáreas.
La lucha contra la desertización debe contar con la a veces distraída atención de las administraciones os ciudadanos así como el abastecimiento de agua de calidad y para todos los españoles. En la España del siglo XXI aun seguimos sufriendo la falta de respuesta y una solución al problema del agua, lo cual genera que mientras la provincia de Alicante espera que se resuelva el problema del agua en Castilla La Mancha se anuncian manifestaciones en contra de un trasvase que es la garantía de supervivencia de toda la provincia y del sudeste español.
Este año se esta actuando sobre una superficie aproximada de unas 5.300 hectáreas, equivalentes a la plantación de unos 5 millones y medio de árboles, para una inversión total en el presente año cercana a los 40 millones de euros, inversión en la que se incluyen no sólo repoblaciones, sino también trabajos complementarios, fundamentalmente tratamientos selvícolas de protección y mejora de la
cubierta vegetal protectora pero que debería centrarse también en las zonas más afectadas y conjuntamente con el problema del agua.
El Programa de Acción Nacional Contra la Desertificación (PAND) aporta un mapa de riesgo de desertificación en España, identificando las áreas de mayor riesgo.
Conforme los últimos datos, España tendría un 17,85% de superficie con riesgo alto y muy alto de desertificación, así como un 19,20% del territorio con un riesgo medio y es por tanto necesario que nos pongamos manos a la obra.