lunes, 19 de mayo de 2008

Acabaremos con ETA y para siempre

No hay palabras para explesar el dolor de Victoria y su hijo tras el vil asesinato Juan Manuel ocurrido el pasado viernes a manos de los cobardes asesinos de ETA. No hay palabras que puedan consolar al pequeño de Juan Manuel por la perdida de su padre, quien defendio con su vida nuestras vidas y la seguridad de los ciudadanos como guardia civil. No hay palabras ante las lagrimas de su mujer, porque unos cobardes le han arrebado el cariño y el amor de su marido. No hay palabras para expresar tanta indignación,tanta rabia contenida.
No hay palabras pero si la voluntad y la determinacion de todos los ciudadanos para acabar con estos asesinos para que se pudran en la carcel. No hay palabras pero si la solidaridad, el cariño y el grito unanime de los ciudadanos para vivir en paz con todos los terroristas y quienes les alientan en la carcel. No hay palabras pero si el inmenso abrazo a la mujer e hijo de Juan Manuel y a todos sus compañeros suyos de la guardia civil heridos para que sientan que estamos con ellos, cada minuto y desde todos los rincones de españa para agradecerles su entrega a los demas y desde la determinación de que entre todos acabaremos con ETA para siempre.
Sus cobardía y vileza como en el atentado de hoy en Getxo nos hace más fuertes a los emocratas desde la unidad en defensa de la paz, en el apoyo al Gobierno y a las fuerzas de seguridad.
Gonzalo Gayo