lunes, 27 de octubre de 2008

Valentía para salir de la crisis


Esta crisis no la resolveremos inyectando a los bancos ingentes cantidades de dinero público, ni amedrentándonos ante el derrumbe de las bolsas. Esta crisis no se resuelve con una foto del G8, G28 o del 38. Esta crisis no hay quien la pare si seguimos esperando que los gurús acierten a toro pasado mientras las empresas echan a la calle a miles de trabajadores. Esta crisis tendrá los días contados cuando seamos conscientes de que es necesario afrontar nuevos escenarios, resolver los graves errores cometidos y dar respuesta a los grandes retos con valentía y grandes dosis de solidaridad.
De momento, la tormenta no ha hecho más que empezar si no somos capaces de afrontar un nuevo tiempo que acarreará profundas transformaciones. Hasta el momento, las medidas adoptadas no han hecho más que echar un poco mas de gasolina a una situación que era explosiva a medida que los balances sacaban a relucir una enorme burbuja fruto de la especulación de más de quince años en la banca, y también en constructoras y otros sectores. Las primeras medidas anunciadas por EEUU han tenido el efecto contrario, creando más incertidumbres y desencadenando el efecto dominó en Europa, Asia y ahora en Iberoamérica. Mientras en la UE anunciaba inyecciones de capital y avales al sistema financiero, en el continente americano Bush, Hugo Chaves y ahora Cristina F. Krisner coinciden en poner sobre la mesa la necesidad de afrontar la crisis a golpe de nacionalizaciones, unos echando un cable a la banca norteamericana, otros aprovechando la ocasión para echar el lazo a las empresas extranjeras.
Hasta el momento, la falta de cordura y de iniciativas se ha diluido en fotos de familias, cumbres y minicumbres que ponen de manifiesto la falta de un análisis serio sobre la situación mientras algunos se entregan a los dictados de la banca en cuyos balances se encuentra el epicentro de la primera gran crisis del siglo XXI.
Como combatir esta crisis es sin duda la pregunta del millón. Para empezar, el Gobierno, o los gobiernos, deben apoyar la economía real antes de inyectar ingentes cantidades de dinero para tratar de maquillar los balances de las entidades financieras en una aparente liquidez del sistema. Es urgente aplicar medidas que estimulen la creación de empleo y sobre todo premiar sin reservas a las empresas dispuestas a arrimar el hombro, a no despedir empleados o tratar de minimizar este coste social con ayudas a la inversión productiva y reducción de cargas que debe propiciar las administraciones. Ese gran paquete de medidas debería estar ya encima de la mesa, anunciadas y aprobadas en los sectores industriales y la construcción, así como un plan de ‘burocracia cero´ para la creación de empresas. Hoy en España una empresa necesita cientos de actos administrativos, boletines, y papeleo para poder crear puestos de trabajo. No se puede por más tiempo justificar el trabajo de tantos burócratas de las administraciones a costa de poner freno a la creación de empresas.
En el sistema financiero no cabe otra medida que garantizar depósitos y sobre todo favorecer las fusiones entre las entidades financieras, especialmente en las cajas. No hay más tela que cortar y el único aval posible del gobierno es facilitar la compra de entidades que no superen la prueba de fuego de esta crisis. Las entidades financieras están llamadas a un proceso de fusiones, especialmente entre las cajas de ahorro y cajas rurales ya que la banca española afrontó este proceso en los tiempos de Solchaga si bien aún queda recorrido y alguna que otra sorpresa con dos grandes protagonistas BBVA y BSCH.
En el sistema energético el principal reto, ineludible e inaplazable, es hacer frente a la dependencia energética. Ya hemos tenido demasiados avisos en forma de cambio climático, en precios del petróleo inasumibles por el sistema productivo, en la escasez anunciada frente a la voracidad de nuevas potencias económicas dispuestas a que la máquina de hacer billetes no pare con tal de saciar sus necesidades en materias primas. Los enormes desajustes, desequilibrios, amenazas e hipotecas que genera el petróleo obligan a echar los restos en potenciar la energía renovable pero también en la energía nuclear. Lo contrario sería una grave irresponsabilidad de quienes no asumen que, nos guste mucho, poco o nada, la energía nuclear es hoy por hoy la única salida real que permitirá garantizar en gran medida la independencia energética. Teniendo presente que una central tarda 12 años en construirse es urgente abordar este asunto ya que España debe doblar su capacidad nuclear allí donde en la actualidad existan centrales, garantizando esta energía un precio constante y competitivo para el sistema productivo. Lo contrario, y el tiempo lo dirá, será la creación de más paro, desigualdades sociales y enormes bolsas de pobreza. Para afrontar esta crisis debemos tener claro cuál es nuestro modelo energético en el que se limite nuestra dependencia exterior a no más del 20%. La combinación de energías renovables y nuclear es la única receta y por cierto son las que menos contaminan frente al petróleo.
Sorprende también que pese a la galopante crisis de la construcción aun no conozcamos una sola respuesta que permita un cambio en la orientación que evite la destrucción de empleo. Es hora de poner en parrilla de salida los grandes proyectos en infraestructuras especialmente en el transporte por ferrocarril, en puertos y aeropuertos. Es hora de decir a los gobiernos centrales, autonómicos y locales que echen mano de todo el suelo disponible para construir viviendas sociales que satisfagan las necesidades y puedan ser pagadas. Hoy en España la repercusión del suelo en el precio final de la vivienda es de 44%, con lo cual se pueden construir pisos a casi mitad de precio si el gobierno pone el suelo.
Y llegamos a la agricultura, a la que los burócratas de Bruselas quieren poner el cascabel de los recortes, sin saber que detrás de la agricultura que tratan de hundir están los pilares de la sociedad europea y las garantías necesarias para el desarrollo sostenible y saludable del viejo continente. Pocas actividades como la agricultura merecen el reconocimiento al esfuerzo de sus gentes y el servicio que prestan a la sociedad. Si queda un poco de sensatez y menos ganas de ponerse galones en reconversiones sin sentido, los máximos responsables de la agricultura en Europa, que se reúnen este martes en Bruselas, deberían arbitrar las necesarias medidas que permitan garantizar precios justos para los productores, incentivar el relevo generacional y fomentar los productos, entre otros, de la cuenca mediterránea donde se encuentra el verdadero granero de la Europa. La agricultura ha sido utilizada en demasiadas ocasiones como moneda de cambio para facilitar las exportaciones de la industria del norte de Europa hacia nuevos mercados. Es hora de que la agricultura deje de ser la cenicienta y juegue el papel que le corresponde como factor de desarrollo rural, de preservación del medio ambiente, de la necesaria calidad alimenticia y del progreso de una potente industria alimentaria con un futuro cada vez más importante en el mundo. Queda mucho por hacer, sin duda, para salir de esta crisis pero para este nuevo tiempo es necesaria una gran valentía y bastante dosis de solidaridad.
Gonzalo Gayo
Apoyo a este blog en el ranking de facebook en la dirección
http://apps.facebook.com/blognetworks/blogpage.php?blogid=7971

miércoles, 15 de octubre de 2008

Pobreza y especulación, en el Blog Action Day 2008





A estas horas, mientras más de 10.000 blogers en el mundo opinan sobre la pobreza en el Blog Action Day-2008 más de 850 millones de personas urgen ayuda alimentaria en el mundo. No deja de ser sorprendente que podamos comunicarnos, expresar nuestrras opiniones e intercambiar información en tiempo real desde cualquier parte del mundo mientras la otra mitad se muere de hambre.

Estos dias hemos asistido a la puesta en escena de medidas acordadas en la eurozona, en el G7 y en la Casa Blanca para salvar el sistema financiero tras más de una década de especulación y sobrevaloración de activos. Sorprende que ante la llamada de la banca los mandatarios de todo el mundo hayan puesto a disposición de los bancos ingentes cantidades de dinero publico para avalar, para rescatar e incluso comprar acciones de los bancos en crisis.

Hoy en el mundo mueren millones de niños por no tener agua, alimentos o medicinas. Hoy las mujeres en ese mundo que no queremos ver mueren a los treinta y pocos años, uno de cada tres hijos fallece en el parto mientras casi resulta una utopia hablar del derecho a la educación y a una vida digna.

En este dia en el que más de 10.000 blogers hablamos de la pobreza apenas podemos hacer nada para evitar que entre palabra y palabra podamos contar tambien la muerte de inocentes por ser condenados a la pobreza mientras apenas un 5% de la población mundial se reparte el 80% de las riquezas.

No voy a apelar a la solidaridad, huerfana de medidas contundentes, del sentimiento por un mundo más justo. No voy a apelar a la dignidad de todo ser humano mientras unos pocos disfrutan de la riquezas que arrebatan a otros.

Apelare al egosimo de las naciones ricas, de los poderosos y hasta de los especuladores para decirles que su mundo, el que han creado y que se debora asi mismo tiene los dias contados. No es posible seguir en la senda de la especulación, del dinero facil y de la falta de conciencia frente al enorme sufrimiento en este mundo. Esta crisis, la que tratan de tapar con miles de millones para los bancos no se resolverá sin un cambio de rumbo en las relaciones interrnacionales, en la forma de entender un liderazgo mundial en el que prevalezca la alianza de las civilizaciones y en el fin de las guerras.

La lucha contra la pobreza debe ser objetivo de todos, especialmente en Africa y en los paises del sudeste asiatico e iberoamerica. Las condiciones de vida dignas favoreceran el desarrollo sostenible y con el tambien la pervivencia del estatus del estado de bienestar de los paises más desarrollados, al que tambien deben aspirar el resto de pueblos.

Hoy es un dia para que más de 10.000 blogers y 10.000.000 de participantes en este evento hagan ver a nuestros dirigentes que no es posible mirar a otra parte cuando hay 850 millones de personas que piden ayuda urgente para poder comer. Hoy es un dia para manifestar nuestro rechazo a la especulación y la hipocresia de quienes estan dispuestos a darlo todo por salvar a un banco y sin embargo no son capaces de levantar un dedo por salvar una vida humana.

Gonzalo Gayo



Blog Action Day 2008, una oportunidad







Mañana se celebra el Blog Action Day 2008. A estas horas más de 10.000 blogs están inscritos y se estima una audiencia de 10 millones de lectores en el mundo sobre un mismo tema, la pobreza. La globalización y las nuevas tecnologías se han cobrado la primera gran crisis por el uso de estas herramientas al servicio de la especulación. Blog Action Day 2008 Poverty es sin duda una oportunidad para dar otras respuestas al mundo, compartiendo ideas, debatiendo propuestas y sin duda apostando por un mundo más justo con todos, libre y solidario. Ahí estaremos con este blog para vivir una experiencia interesante y que en el futuro puede ser determinante para el cambio que necesita este mundo y acabar con la verguenza de la pobreza que sufren 850 millones de personas por culpa de la codicia de unos pocos.

lunes, 13 de octubre de 2008

Estalló la burbuja de la especulación



Estalló la burbuja de la especulación, de la carrera desenfrenada por enriquecerse rápidamente a costa de la vivienda, de la energía, del suelo o materias primas. Estalló la burbuja de unos mercados financieros sobrevalorados tras más de una década de sustanciosas plusvalías artificiales. Estalló la burbuja de entidades financieras y de activos sobrevalorados, de productos financieros que ahora son humo. Estalló la burbuja en la administración Bush tras acumular una deuda impagable en el tiempo y que anuncia la bancarrota de quienes financiaron guerras y el crecimiento especulativo en Wall Street. Estallo la burbuja de una energía que dejó de ser barata para poner en jaque el sistema productivo.La especulación ha sobrepasado todos los limites hasta situar el precio de la vivienda a niveles inaccesibles, en el valor de unas acciones en las bolsas que no se corresponden ni con su valor contable ni patrimonial, o que decir del coste del petróleo a precios prohibitivos y así como un sin fin de productos financieros cuya única finalidad era el puro juego especulativo y que ha acabado siendo una autentica ruleta rusa para muchos.Es por ello que no salgo de mi asombro, de la tristeza que produce ver a los máximos mandatarios europeos anunciando medidas contra una crisis financiera cuyos beneficiarios son quienes precisamente han alimentado sus cuentas de resultados en base a la especulación, especialmente en EEUU. Me sorprende la rápida reacción de los gobiernos europeos para tratar de poner el vendaje antes que se vea la herida a unos bancos, incluso anunciando la compra de activos sobrevalorados y que han provocado serios problemas a determinadas entidades financieras. Lo bien cierto es que la crisis la sufrirán los de siempre, especialmente quienes han visto perder su puesto de trabajo ante la oleada de despidos que arrastra como una bola de nieve a miles de familias y empresas.Los jefes de Estado y de Gobierno de los países de la Eurozona ha acordado este fin de semana capitalizar los bancos comunitarios en dificultades con fondos públicos y garantizar al menos hasta finales de 2009 los préstamos interbancarios con el objetivo de reactivar este mercado, que en la actualidad se encuentra paralizado por la desconfianza entre las entidades.Sin embargo, esa no es la solución ya que los bancos y cajas de ahorro deberán afrontar la situación con los mecanismos que ofrecen los mercados a través de las fusiones y en este sentido si debe ayudar el gobierno.
El dinero público y los fondos de rescate deben ser destinados a las personas que se quedan en paro para crear empleo y riqueza, a las familias para afrontar momentos difíciles y a los sectores productivos para afianzar un sistema basado en la creación de empleo y riqueza frente a las burbujas de la especulación.
No obstante, según señaló el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero los países de la Eurozona pedirán a los bancos un compromiso claro y concreto de mantener o incrementar el volumen de créditos, en particular en beneficio de los hogares y las pequeñas y medianas empresas. De hecho, anunció que el Gobierno garantizará la deuda nueva de los bancos hasta 2009 con el objetivo de facilitar los préstamos a las empresas y el funcionamiento de la actividad financiera, tal y como se acordó en la reunión de los jefes de Estado y de Gobierno de los países de la Eurozona.Sin embargo, hasta el momento los mandatarios solo han escuchado y actuado al dictado de las grandes entidades financieras y especialmente aquellas que más directamente sufrirán el impacto de la crisis en EEUU y que han asumido más riesgos en la carrera de la especulación de los últimos 15 años. La actual crisis tiene dos componentes, la real y la psicológica. La real precisa de medidas que alienten el crecimiento del sistema productivo, de la modernización y de la mejora de competitividad. La crisis sicológica viene provocada por el intento de EEUU de globalizar una crisis financiera que sin embargo tiene su epicentro en el sistema norteamericano y su resistencia a asumir la perdida de liderazgo mundial y la bancarrota de las cuentas públicas. El presidente norteamericano, George Bush ha sido quien ha desatado todas las alarmas y alertas con las descabelladas medidas de nacionalización de entidades financieras cuando se debería haber propiciado y avalado la fusión de entidades como mecanismo propio del mercado. La actual crisis estuvo infravalorada hace unos meses y ahora se desborda artificialmente en sus dimensiones quizás también por los intereses de los grandes especuladores de iniciar un nuevo ciclo en el que volverán a comprar barato en los mercados tras estallar la burbuja de la especulación que ellos mismo crearon. Hablamos de los G. Soros y compañía, los mismos que ahora están comprando ingentes cantidades de extensiones de terreno en Argentina, Brasil, y África, con la certeza de que en los tiempos que se avecinan crecerán las necesidades alimenticias, y habrá que asentar las bases de un nuevo orden mundial donde cuente mas los valores productivos que las burbujas en el aire. Es por ello que desde Bruselas se debe mirar la crisis como una oportunidad para limpiar el sistema de la especulación reinante y proteger a las familias y pequeñas y medianas empresas. Es hora también de que el BCE baje los tipos de interés al mínimo posible y puedan también los bancos centrales inyectar liquidez directa a las personas y empresas. Es preciso que la agricultura tenga el valor que merece así como los sectores productivos industriales sabiendo que si EEUU se desmorona también en el sureste asiático surge con fuerza una nueva potencial mundial en el consumo. Los dirigentes europeos deben tener más en cuenta la mejora del sistema productivo, medidas excepcionales para crear empleo y tipos de interés sin costes financieros así como revisar la dependencia energética para que en el futuro no volvamos a ser víctimas de nuestros propios errores.

Gonzalo Gayo